Archivo | septiembre, 2009

Yogurt hecho en casa

El yogurt hecho en casa puede preparase de diferentes formas, algunos lo hacen con la ayuda de un pote de yogurt comprado (leer si contiene fermentos lácteos porque sino no sale).
Otros utilizan directamente el fermento que viene en forma de bolita dentro de una gasa (y trae las instrucciones de uso).
Forma de hacerlo con el pote de yogutr sin frutas ni cereales: Hervir la leche a fuego mínimo durante 12 minutos. Retirar la espuma que se forma. Entibiar la leche hasta 42º aproximadamente, mezclar 6 cucharadas de la leche tibia con el yogurt y agregar esta mezcla a la leche restante; endulzar a gusto. Volcar en un recipiente enlozadoy cubrir con repasador, para que fermente en forma pareja y dejar en lugar tibio durante 8 horas. Después, llevar a la heladera. Retirar de la heladera el yogurt, y separar un poco en un recipiente para la próxima vez; porque para hacer yogurt casero, necesitás partir de un yogurt natural y éste es el que te va a servir. El resto, dividirlo en distintos potecitos. Para saborizarlo, es posible añadirle esencia de vainilla, esencia de frutilla o pedacitos de frutas (durazno, frutillas, ananá, etc.). Conservarlo en la heladera.
Ingredientes:
- 1 litro de leche,
- 1 pote de yogurt natural.

yogurt-casero-frutas

El yogurt hecho en casa puede preparase de diferentes formas, algunos lo hacen con la ayuda de un pote de yogurt comprado (leer si contiene fermentos lácteos porque sino no sale).

Otros utilizan directamente el fermento que viene en forma de bolita dentro de una gasa (y trae las instrucciones de uso).

Forma de hacerlo con el pote de yogurt sin frutas ni cereales:

Hervir la leche a fuego mínimo durante 12 minutos y dejar entibiar hasta que, introduciendo un dedo en la leche se sienta caliente pero se soporte el calor. Con mayor temperatura muere el fermento y el yogurt no se forma.

Volcar en un recipiente térmico o dejarlo en la olla y cubrir con repasador, y algo que conserve el calor, manta o plástico, o dejar cerca de una fuente de calor: el Sol, una estufa, etc.

Dejar trabajar al fermento por 8 hs.

Luego, llevar al refrigerador y conservar un poco en un recipiente para la próxima vez.

Para saborizarlo, puedes añadir esencia de vainilla, esencia de frutilla o  frutas picadas (durazno, frutillas, ananá, etc.), canela, cereales al servir, pasas de uva, jaleas y mermeladas, dulce de leche, cacao amargo, edulcorante o azúcar.

Ingredientes:

  1. -  litro de leche,
  2. -  pote de yogurt natural.

Tamales mexicanos

tamales-mexicanos-picantes

Los tamales, igual que los tacos mexicanos, admiten diferentes rellenos dependiendo de la región de México en que tengan su origen.

Un relleno tradicional es frijoles con queso, para lo cual cocinarás los frijoles en caldo de pollo, colarás y reservarás para comenzar a realizar la masa.

La masa, es una polenta espesa, se hace con harina de maíz a diferencia de los tamales peruanos en que se ralla el maíz o choclo fresco.

Si usas harina seca primero deberás dejarla en remojo, agregarle caldo de pollo o carne de res, la manteca y la sal, y comienzas a batir con energía (cosa común en las recetas mexicanas), y cuando una bolita de esta masa flota en agua fría es que ya has batido suficiente (se trata de incorporar aire a la masa) y es momento de incorporar la grasa de cerdo, la sal y el polvo de hornear.

Las hojas de choclo o chalas deben remojarse antes de armar los tamales para que, al estar más blandas, sea una tarea más fácil de hacer.

Entonces colocas una gran cucharada de la masa en el centro de las hojas que formarán e tamal, y sobre ella un poco de frijoles, queso y chile (sin pepas y sin hebras que son lo más picante).

Se cocinan al vapor hasta que la masa se desprenda de la chala.

En México se acostumbra comer los tamales acompañados de mole o leche chocolatada, en el resto de Latinoamérica existen costumbres similares, pero les aseguro que con cerveza bien fría son espectaculares.
Ingredientes:
300 grs. de manteca de cerdo
1 cucharadita de sal
1 cucharada de polvo para hornear (o levadura)
1 kg. de masa de tamal
½ taza de caldo de pollo
2 tazas de frijoles negros
2 chiles serranos
¼ de cebolla fileteada
½ manojo de hojas de maíz, remojadas
600 grs. de queso

En México se acostumbra comer los tamales acompañados de mole o leche chocolatada, en el resto de Latinoamérica existen costumbres similares, pero les aseguro que con cerveza bien fría son espectaculares.

Ingredientes:

  1. 300 grs. de manteca de cerdo
  2. 1 cucharadita de sal
  3. 1 cucharada de polvo para hornear (o levadura)
  4. 1 kg. de masa de tamal
  5. ½ taza de caldo de pollo
  6. 2 tazas de frijoles negros
  7. 2 chiles serranos
  8. ¼ de cebolla fileteada
  9. ½ manojo de hojas de maíz, remojadas
  10. 600 grs. de queso

Arrollado primavera

arrolladitos-de-primavera

El arrollado primavera tradicional se hace con masa, pero puedes hacerlos más ligth y fáciles envolviendo el relleno con hojas de lechuga.

Para empezar corta la carne de cerdo y ponla junto a los camarones a marinar en salsa de soja y jerez durante un rato o hasta que estén listos los otros ingredientes.

Luego los pasas por almidón de maíz y los fríes en el wok.

Aparte cortas en tiras finitas las col, zanahorias, cebolla, judías y cebollines y los rehogas en el wok, añadiendo cuando estén crocantes aún, un poco de caldo, salsa de soja, poca sal  y azúcar.

Añades a la preparación anterior la carne y los brotes de soja y apagas el fuego. Este es el relleno y si formas los arrolladitos con lechuga ya está lista la preparación.

Si elijes hacerlos con masa la receta de la misma es:

Masa:

  1. 1/2Kg de harina común
  2. 2 huevos
  3. agua para unir
  4. 1/2 pocillo de aceite (opcional)

Unir todos los ingredientes hasta formar una masa elástica, suave y uniforme, dejar reposar media hora, estirar bien fina y cortar en cuadrados.
Formar los arrolladitos envolviendo las puntas para que no se pierda el relleno, pinchar con palillos de ser necesario y freir en aceite bien caliente.
Servir acompañado de bols con salsa agridulce para mojar o salsa de soja.

Ingredientes:

  • 2 chuletas de cerdo
  • 5 dientes de ajo
  • lechuga para arrollar tierna
  • 1/4 kg de col
  • 3 zanahorias
  • 100g de judías verdes
  • 2 c de salsa de soja
  • 1 vaso de caldo
  • 100g de brotes de soja
  • 200g de camarones lavados
  • 1 cebolla grande picada en juliana

Gazpacho andaluz

Tomato soup (gazpacho)

El gazpacho es una bebida refrescante y energética para los días de calor, típica de toda España y de origen andaluz.

Se trata de un licuado de distintas verduras que se bebe frío, con hielo, y resulta sumamente nutritivo, apetitoso y además de refrescar, logra aportar humectación y minerales en los días de calor.

Además como es salado conserva el agua en el cuerpo evitando la deshidratación.

Si bien la receta es variable, dependiendo de la región de España y de los gustos personales, existe un gazpacho andaluz tradicional, típico y es en este en que vamos a basar nuestro gazpacho de hoy.

Se colocan en el vaso de la licuadora los tomates pelados, pepinos pelados, ajo picado, cebolla en trozos blanca o morada, pimiento morrón despepitado y quemada la piel (retirada ya), se agrega la sal, el aceite de oliva y el agua.

Se licúa y sirve con una ramita de perejil, hielo y puede colarse para hacerlo más delicado.

La cantidad de agua es a gusto del consumidor, hay quienes lo prefieren bien espeso y otros más suave, casi como un jugo de tomate y especias.

Para espesarlo aún más y hacerlo consistente como sopa se le puede agregar pan al licuado, que antiguamente se molía en mortero.

Hay quienes gustan de agregarle vinagre, ya pareciendo más que una sopa fría, una ensalada líquida.

Ingredientes:

  1. 2 tomates redondos pelados
  2. 1 pepino mediano
  3. 1 cebolla mediana
  4. 1 diente de ajo
  5. 1 vaso de agua fría
  6. gotas de vinagre
  7. comino molido
  8. 2 cucharadas de aceite de oliva
  9. sal a gusto
  10. perejil para adornar

Salsa de soja a la crema

salsa-soja-crema

La salsa de soja es uno de los condimentos más antiguos en la Historia de la Humanidad.

Tiene su origen en Japón, donde actualmente está prohibida su fabricación artificial, y se debe seguir el sistema natural y tradicional de fabricación en el país.

La salsa de soja no se hace de forma casera sino que es producida en gran escala, a partir de la fermentación de la soja y el trigo. El proceso de fermentación dura casi un año, y puede agregársele hongos y champiñones además del trigo tostado.

Muchas preparaciones derivan de la salsa de soja o la tienen como principal saborizante.

Para realizar una salsa de soja a la crema utilizaremos una base de salsa blanca o bechamel, a la que añadiremos mientras la batimos y está hirviendo, salsa de soja, caramelo recién hecho casi líquido, pimienta en grano y clavo de olor.

Batiendo bien para integrar el caramelo que se derretirá en la preparación, obtendremos una crema parda a la que, al retirar del fuego agregaremos champignones picados y cocidos u hongos de pino previamente picados y cocidos.

Esta crema de salsa de soja es deliciosa acompañando carnes de aves y cerdo, tradicionales de la cocina oriental, y también para salsear pastas y bocadillos.

Las salsas agridulces son tradicionales de China y Japón y quedan muy bien para ofrecer en pequeños bols para que los comensales agreguen a su plato.

Ingredientes:

  • 1/2 l de salsa blanca o bechamel
  • 1/2 pocillo de salsa de soja
  • 200g de hongos
  • 3 cucharadas de caramelo caliente
  • 1 clavo de olor
  • pimienta en grano
  • sal