Torta de nuez

Una rica torta nunca debe faltar, ya que te saca de apuros si llegan visitas inesperadas, puedes servirla a la hora del té, acompañando un café a media tarde, o servir de postre seco e incluso como parte de una cena frugal y rápida.

Para preparar la torta de nuez vamos a necesitar harina común, ya que en esta receta utilizaremos polvo de hornear.

Mezcla y amasa a mano, o con amasadora eléctrica la harina, el polvo de hornear, el azúcar, las yemas, el huevo y la cáscara de limón rayada.

Estira la masa y forra un molde con ella.

Mezcla con licuadora, mixer o manualmente: las claras, las nueces, el ron y el azúcar durante 3 minutos a máquina y 5 minutos a mano.

Agrega a esta preparación 60g de harina leudante o común con 1 c de polvo de hornear (tamizados juntos).

Rellena la masa que está en el molde y hornear a fuego moderado durante 20 minutos o hasta cuando esté firme y dorada, antes de que se termine de cocinar decorar con mitades de nueces.

Decora con nueces enteras y rebanadas de banana o plátano…

Acompaña con jugo de uvas fresco, agrás o clericó con hielo.

Ingredientes:

  1. 300g de harina común
  2. 100g de mantequilla
  3. 2c de polvo de hornear
  4. 250g de azúcar
  5. 1 yema
  6. 2 huevos
  7. 6 claras
  8. 150g de nueces
  9. 2 copitas de ron

Peras Rose Marie

Las peras Rose Marie son una excelente opción para un postre natural, o también para servir a la hora de la merienda, en lugar de preparaciones con harina, una posibilidad más fresca y liviana para los días de calor…

calcula 1 pera por persona y selecciona la mitad, las más bonitas, para emplatar.

Corta estas peras a la mitad y pélalas, luego las acomodas en una olla, las cubres con agua y agregas el azúcar, la cáscara de naranja y los clavos de olor.

Cocinas hasta que las peras estén tiernas pero cuida de que no se deshagan.

Aparte corta las peras restantes, peladas y coloca en la licuadora junto con el agua de cocción colada de las peras, y la leche.

Licua y lleva al fuego junto con el almidón de maíz, revolviendo siempre hasta obtener una crema suave y delicada.

Sirve en un bol o haciendo una canastilla con masa de hojaldre, cortadas desparejas para que quede más bonito, y colocándolas en moldes de muffins con un molde de flan por encima, de esta forma se hornean hasta que se encuentren doradas, y luego de rellenan con la pera y salsean con la crema.

Es mejor colocar las canastillas dobles para que la crema no se les escurra…

Ingredientes

  • 6 peras
  • 1/2l de agua para el almíbar
  • 150g de azúcar
  • 2 clavos de olor
  • 1 cáscara de naranja
  • 1 cucharada de maizena o almidón de maíz
  • 1 vaso de leche descremada

 

Melón relleno

Cuando hace calor nada como refrescarse con frutas, sin embargo la simple fruta puede llegar a cansar o no es muy bien vista si la presentas sin decoración…

Para estos casos puedes preparar un delicioso melón relleno, a modo de postre o simple gusto en una tarde estival con amigos.

Corta una tapa horizontal al melón y con ayuda de una cuchara ahueca y retira pulpa, semillas y jugo.

Separa las semillas y descártalas y lleva la pulpa y el jugo a la licuadora.

Añade también crema o nata de leche y gelatina de melón, licúa y rellena el melón.

Lleva al refrigerador hasta que la gelatina se ponga sólida.

Corta en porciones con cuidado y decora con ensalada de frutas y una bocha de helado y copete de crema chantilly.

Otra opción es conseguir en el mercado pequeños melones para rellenar con la misma receta y sin cortarlos, servir de forma individual coronados con crema y alguna fruta de tu elección.

Esta preparación puedes servirla con vino blanco o champagne, y ser la sensación de un atardecer caluroso o el postre de una cena de lasagna de jamón y queso con salsa de carne

Ingredientes:

  1. 1 melón grande
  2. 2 sobres de gelatina de melón o kiwi, o 1 y 1
  3. 100g de crema de leche o nata de leche
  4. ensalada de frutas
  5. helado de crema
  6. crema chantilly

Ravioles de ricota

Los ravioles de ricota constituyen un excelente plato principal, y también puedes utilizarlos como entrada sirviendo mini raviolines de ricota, realizados con la misma receta, y presentados con mantequilla y sobre colchón de hojas verdes, una muy buena entrada para un plato principal de carnes asadas…

Para comenzar deberás preparar una masa de ravioles, o masa para pastas rellenas, que es un poco más suave y liviana que la masa básica de los fideos, más duros y consistentes (con más huevo, también existe una masa tipo bomba que se utiliza en la cocina vegetariana, o sea una masa para pastas sin huevo

Una vez que dejes la masa descansando, puedes comenzar a hacer el relleno de ricota, que es muy simple:

Mezcla la ricota con la crema o nata de leche, las yemas y los condimentos, bate bien para que se mezcle y quede una textura suave.

Y comienza a estirar la masa para colocarla, capa tras capa en los moldes para ravioles o raviolines, humectando bien los contornos de los ravioles para que la masa tapa se pegue bien, y no se desarmen en la olla.

Pon agua a hervir y cuando suelte burbujas grandes echa los ravioles de ricota a la olla, cocina hasta que floten si te gustan al dente, o déjalos unos minutos más si los prefieres más blandos y suaves.

Salsea con salsa italiana de tomates o con crema, y añade queso parmesano rallado por encima.

Este plato italiano puedes servirlo con vino tinto o cerveza negra, y de postre torta moka con capuccino.

Ingredientes:

  1. 500g de masa para pastas casera
  2. 250g de ricota
  3. 50g de crema o nata de leche
  4. 2 yemas
  5. mantequilla
  6. salsa de tomates

 

 

Ravioles de zapallo

Para preparar unos ricos ravioles de zapallo o calabaza primero realiza la masa para pastas.

Luego dedícate al relleno:

Pon a cocinar el zapallo en agua hirviendo y hasta que se encuentre tierno, lo cuelas y mueles para hacer un puré de zapallo, incorporas las yemas, la miga de pan picada bien pequeña y la ricota.

Aparte fríe la cebolla junto al ajo y la cebolla de verdeo, todo bien picado, y añade la mantequilla al dorar y reserva.

Estira la masa con palote o con máquina de hacer pastas y utilizando el molde para ravioles comienza a armarlos colocando una muy pequeña porción de relleno en cada raviol, cierra con fuerza para que no se abran en la olla.

Coloca una olla grande con agua con sal y laurel al fuego y echa los ravioles al agua cuando esta hierva a borbotones, tapa y cocina hasta que los ravioles floten si los prefieres al dente, y unos minutos más si te gustan bien tiernos.

Retira del fuego, cuela bien y salsea con la mantequilla encebollada.

Para acompañar los ravioles de zapallo sirve un buen vino tinto, y de postre budín de pan al chocolate.

Ingredientes:

  • 200g de calabaza o zapallo
  • 100g de ricota magra
  • 2 yemas
  • miga de pan para espesar
  • sal y pimienta
  • orégano y laurel
  • 1 cebolla grande morada
  • 2 cebollas de verdeo
  • 2 dientes de ajo
  • 150g de mantequilla
  • 500g masa para pastas rellenas