Archivo | Recetas de Masas Feed RSS para esta sección

Fogazza

 

Fugazza

La fogazza es una variedad de la pizza elaborada principalmente con cebollas. Si bien la masa es la misma de la pizza tradicional, el sabor de las cebollas cambia totalmente esta deliciosa comida.

Preparación:

Para preparar la fogazza es necesario elaborar la masa básica para pizza. Para eso, formamos una corona de harina en la mesada y en el centro colocamos la levadura. Cerca de la levadura colocar el azúcar, y muy lejos la sal. Recordar que la sal es el peor enemigo de la levadura. Agregar el aceite y poco a poco el agua tibia. Amasar hasta obtener una masa lisa. Dejar leudar cubierta con un paño. Cuando duplique su volumen, formar bollos y estirar con un palote para dar la forma deseada.

Aceitar una asadera para pizza y colocar las cebollas en aros. Salpimentar y rociar con un poco más de aceite. Colocar la masa por encima y presionar un poco. Llevar a horno fuerte y retirar cuando la masa se vea seca. Desmoldar y servir.

Ingredientes:

  • 400 grs de harina
  • Un sobre de levadura en polvo
  • Agua tibia
  • 1 cda de azúcar
  • 1 cdita de sal
  • 2 cebollas
  • Sal y pimienta a gusto

Pizza casera

La pizza es una comida tradicional de reuniones o fiestas familiares. Es simple de preparar y pueden elaborarse muchas variedades. Además puede conservarse en el congelador como prepizza para esas visitas inesperadas.

Preparación:

Formar una corona con la harina y el azúcar. En el centro colocar el aceite, una parte del agua tibia y la levadura. Lejos de la levadura colocar la sal. Recordar que la sal es enemiga de la levadura. Comenzar a mezclar con los dedos desde el centro hacia afuera integrando los ingredientes. Incorporar el agua a medida que sea necesario para ir formando la masa. Es recomendable tener harina extra para despegar la masa de los dedos. Amasar unos diez minutos y cortar en bollos no muy grandes (con estas cantidades pueden prepararse cinco pizzas aproximadamente). Dejar leudar cubiertas con un paño durante 40 minutos. Desgasificar y estirar con un palote. Cubrir cada asadera con rocío vegetal o una cucharada de aceite y colocar cada pizza en una asadera. Cubrir con salsa abundantemente y dejar leudar 30 minutos más. Cocinar en un horno moderado hasta que estén sequitas.

Agregar un poco más de salsa y mozzarella y cocinar hasta que se derrita o guardar en el congelador, separadas con papel nylon para que no se rompan.

Ingredientes:

  • 1 kilo de harina (preferentemente 0000)
  • 1 sobre de levadura en polvo
  • ½ taza de aceite
  • 1 cda. De sal
  • 1 cdita. de azúcar
  • Agua tibia c/n
  • Salsa para pizza

Mozzarella

Pizza rellena con sardinas para Semana Santa

Una pizza rellena en Semana Santa es la mejor elección para los que gustan de recetas nuevas, y si la rellenas con sardinas y cebolla será una opción excelente a la típica empanada gallega de las Pascuas.

Puedes rellenar tus pizzas con lo que gustes siempre que no sea lo mismo que llevará en la cubierta, la que conviene sea bien tradicional, o sea: tomate, queso y aceitunas.

Es por ello que el relleno con sardinas bien puede ser:

  1. Cebollas rehogadas o crudas con sardinas y perejil picado
  2. Acelga gratinada con salsa blanca y sardinas picadas
  3. Puré de calabaza con sardinas en trozos, tomates y morrones
  4. Puré de garbanzos con sardinas trituradas y mucho ajo y aceite de oliva
  5. Choclos desgranados y sardinas picadas unidos con puré de patatas y mayonesa

Existen 2 formas de hacer una pizza rellena:

Rellenar la masa cruda como si fuera una tarta con tapa, hornear y cubrir la tapa con salsa de tomates y queso y volver al horno para que el queso se derrita, con lo cual parece una tarta con cubierta más que una pizza rellena.

La otra forma es hacer la masa de la pizza bastante gruesa, hornearla, dejarla enfriar y cortar al medio como se corta una torta para rellenar.

Rellenar, colocar la tapa, y cubrir con la salsa y el queso como de costumbre.

Ingredientes para los 5 rellenos:

Relleno1:

  • 1 cebolla grande
  • 6 sardinas picadas
  • perejil

Relleno 2:

  • Acelga hervida y escrurrida
  • 1/2 taza de salsa blanca
  • 6 sardinas picadas

Relleno 3:

  • 1 taza de puré de calabaza
  • 1 tomate cortado en rodajas
  • 6 sardinas en tiritas
  • 1/2 morrón en tiritas

Relleno 4:

  • Puré de garbanzos cocidos y procesados
  • 5 sardinas procesadas
  • 1 chorrito de aceite de oliva
  • 2 dientes de ajo picados

Relleno 5:

  • 1/2 taza de puré de patatas
  • mayonesa para unir
  • 8 sardinas picadas
  • 1/2 lata de granos de choclo

Pan dulce

panDulce

El pan dulce es infaltable en una mesa navideña, muy sabroso y fácil de hacer.

Puede ser de pan dulce sin frutas como prefieren algunos o puedes agregar almendras, avellanas, nueces, frutas secas, y  también se lo puede bañar con  chocolate.

Tamizar la harina junto con la sal en un recipiente y hacer un hoyo en el centro.

Aparte licuar durante 15 segundos la levadura de cerveza, el agua gaseosa, las ralladuras de limón y de naranja y 2 cucharadas de harina.

Verter el licuado en el centro del harina y agregar el huevo batido, el vino tibio, la margarina untable, el agua de azahar y el extracto de malta diluido en un poco de agua tibia.

Batir los ingredientes centrales e ir incorporando la harina de alrededor hasta tomar la masa.

Formar un bollo, golpearlo repetidas veces contra la mesada y luego dejarlo reposar durante15 minutos.

Pasado el tiempo, abrir la masa, extenderla, cubrir toda la superficie con frutas abrillantadas picadas y las pasas de uva.

Arrollar la masa y amasarla con el palote para untarla bien.

Darle forma de pan y dejar leudar en lugar tibio hasta que doble su volumen.

Practicarle unos cortes en la cubierta con tijera, pincelar con huevo batido y hornear durante 60 minutos aproximadamente.

También se puede emplear un molde de 22 cm de diámetro, previamente forrado con papel manteca untado con margarina.

Ingredientes:

para 16 pociones

  • 600 g de harina
  • 1 pizca de sal
  • 60 g de levadura de cerveza
  • 100 c.c de agua gaseosa
  • 2 cucharadas de ralladura de limón
  • 2 cucharadas de ralladura de naranja
  • 2 cucharadas de harina
  • 1 huevo
  • 1 baso vino blanco tibio
  • 120 g de margarina untable
  • 1 cucharada de agua de azahar
  • 1/2 cucharada de extracto de malta
  • 200g de frutas abrillantadas y pasas de uva

Pizza integral

pizza-integral-natural

La pizza integral se hace exactamente igual que la pizza blanca o tradicional, sólo que agregándole un 50% de harina integral a la masa.

La pizza integral es mejor que la blanca en el sentido de que alimenta más, contiene fibra, puede realizarse con salvado de trigo o de avena, agregarle también germen de trigo, harina de centeno o, simplemente, harina integral.

Para que no salga la masa muy pesada y leve bien, se mezclan la harina blanca común con las otras harinas integrales o con salvados en un 50 y 50, logrando así la necesaria levedad de la masa, su levado, su obtención de aire y liviandad.

Las diferentes cubiertas son a elección, pudiendo ser de tomate y muzzarella, queso y cebollas, roquefort, hongos, salame, jamón, tomates y ajo, etc.

Coloca las harinas en forma de corona sobre la mesa, añade en el centro el aceite y la sal, y aparte, en un bol, desmenuza la levadura fresca con un poco de agua o leche tibias para diluirla, tapa y espera a que espume.

Coloca la levadura diluida en el centro de la corona y comienza a mezclar los líquidos con la harina, agregando agua tibia en cantidad necesaria hasta formar un bollo suave y compacto, muy bien amasado y flexible.

Cuídalo de las corrientes de aire y el frío, cubre con plástico o film y tapa con una manta.

Deja levar durante 1 hora.

Divide la masa en la cantidad de pizzas que realizarás, ten en cuenta que con un kilo de harina te salen 4 pre pizzas.

Hornea de ambos lados y guarda para otra ocasión las pre pizzas, u hornea de un lado, la das vuelta, le colocas el relleno y la regresas al horno hasta que el queso se derrita.

Ingredientes:

  • 1k de harina blanca común
  • 1k de harina integral, o de centeno
  • 50g de levadura fresca
  • 1,1/2  pocillos de aceite de maíz o girasol
  • 2C de sal fina
  • Agua tibia cantidad necesaria