Jamón glasé Virginia

jamon glasé virginia

Este jamón es una preparación con mucho estilo ideal para alguna celebración familiar o reunión con compañeros de trabajo. Es un plato que requiere de tiempo y elaboración pero es verdaderamente sabroso.

Preparación:

Colocar el jamón en una asadera y colocarlo en un horno caliente durante 40 minutos con media taza de agua. Retirarlo y quitarle la corteza. Con un cuchillo marcar surcos entrecruzados en forma de rombos. En cada cruz insertar un clavo de olor con el azúcar. Agregar en la misma asadera 3 rebanadas de ananá y un vaso del almíbar de la fruta. Llevar nuevamente al horno y cocinar durante 45 minutos aproximadamente. 5 minutos antes de terminar, agregar las rebanadas de ananá sobrantes. Retirar del horno y disponer el jamón en una fuente de mesa. Decorar con ananás y cerezas alrededor. Acompañar con alguna ensalada fresca.

Ingredientes: (para 12 personas)

1 jamón cocido

Clavos de olor

300 grs de azúcar morena

15 rebanadas de ananá en almíbar

Helado de limón

Helado de limón

Nada mejor que el helado para esos días calurosos en los que preferimos la frescura y las comidas más livianas. Este helado de limón es ideal para un postre de verano, o para disfrutar en una tarde calurosa.

El limón ofrece un sabor inigualable especial para saborear luego de una cena o almuerzo más fuerte. Es sencillo de preparar, aunque es preferible hacerlo con un día de anticipación para obtener mejores resultados.

Preparación:

Colocar el agua y el azúcar en una cacerola y haga hervir hasta obtener un almíbar. Mezclar la fécula de maíz, la sal y el jugo de limón y agréguelos al almíbar. Revolver y poner a congelar. Batir la crema hasta alcanzar el punto más espeso. Batir también las claras a punto nieve. Retirar la preparación del congelador, batir y mezclarla primero con la crema batida y luego con las claras a nieve. Congelar y batir. Dejarlo congelar nuevamente.

Ingredientes:

  • 3 tazas de agua
  • 2 tazas de azúcar molida
  • 1 taza de jugo limón
  • 2 claras
  • 1 cucharada de fécula de maíz
  • ¼ cdta de sal
  • 1 taza de crema

 

Licor de mandarinas

El licor de mandarinas es una bebida de sencilla elaboración y no requiere de demasiados cuidados. Ideal para saborear después de una comida o como aperitivo, el licor de mandarinas es una opción exquisita para ofrecer a esas visitas inesperadas.

Preparación:

Pelar y las mandarinas y colocar las cáscaras en un frasco de boca ancha con el alcohol. Tapar correctamente y dejar descansar durante diez o quince días.

Por otra parte, con el agua, el jugo de mandarina y el azúcar se prepara un almíbar colocando todos estos ingredientes en una olla y dejando que hiervan unos cinco minutos aproximadamente. Dejar enfriar.

Luego de una semana filtrar el alcohol con las cáscaras utilizando un nylon o gasas. Colocar el líquido en una botella de vidrio junto con el almíbar y tapar. Dejar descansar dos o tres días más antes de consumir.

Ingredientes:

6 mandarinas con cáscara sana

700 grs. de azúcar

½ taza de jugo de mandarinas

¾ litros de agua

600 cc. de alcohol de cereal

Tortilla dulce de pan

Muchos platos riquísimos nacen de la necesidad de aprovechar las sobras de preparaciones anteriores, para no desperdiciar la comida, y para ahorrar en los gastos de la casa.

Una tortilla dulce echa con restos de pan es un postre sumamente rico y nutritivo que puede enriquecerse con frutas picadas naturales o pasas, mermeladas, dulces sólidos, queso y dulce, frutas secas, frutas abrillantadas, etc.

A la manera de un budín de pan corta el pan duro o las tostadas sobrantes en cubitos que luego pasarás por leche.

Los exprimes suavemente para que arrojen el excedente de líquido y pasas por azúcar blanca, rubia o morena.

Bate un huevo y mezcla los pancitos con huevo azucarado, añade trocitos de frutas u otros ingredientes como:

  1. manzana
  2. durazno
  3. pasas de uvas
  4. nueces
  5. almendras
  6. dulce de membrillo
  7. queso semiduro
  8. queso cremoso

Fríe en aceite caliente cuidando que no se pegue y voltea para sacar una tortilla de pancitos dulces, que puedes servir caliente acompañada con frutillas fileteadas, rodajas de duraznos en almíbar, un copo de crema chantilly o una bocha de helado.




Peceto con salsa de nueces

peceto-salsa-nueces

El peceto con salsa de nueces es un plato principal perfecto para una noche de fiesta.

En época de espárragos o alcauciles, servirlos con el peceto, previamente cocidos y rociarlos con manteca.

Con un cuchillo de punta hacer pequeños cortes oblicuos a 3 cm uno de otro en toda la superficie del peceto e insertar las nueces.

Salpimentar a gusto.

Calentar el aceite en una cacerola y dorar la carne.

Luego cortar el tomate, la cebolla y la zanahoria por la mitad y ponerlas en la cacerola junto con las hojas de apio y el vino tinto.

Cocinar hasta que rompa el hervor y rociar con el caldo caliente.

Proseguir la cocción lentamente durante 50 minutos aproximadamente, hasta que la carne esté tierna (en ola a presión el tiempo se reduce a 30 minutos).

Una vez cocida la carne, rociarla  con la crema de leche y mantener caliente.

Cortar el peceto en rodajas finas y acompañarlas en una fuente en forma  escalonada.

Decorar alrededor con puré de batata puesto en manga con boquilla razada y distribuir en forma alternada, como guarnición, cuartos de manzanas cocidas y duraznos en almíbar.

Insertar los clavos de olor en los duraznos y rociar la carne con unas cucharadas de salsa, sirviendo la restante en salsera aparte.

Ingredientes:

para 12 porciones

  • 1 kg de peceto
  • 5 nueces cortadas en tiritas
  • sal y pimienta a gusto
  • 6 cucharadas de aceite
  • 1 tomate
  • 1 cebolla
  • 1 zanahoria
  • 1 ramillete de hojas de apio
  • 1/2 vaso de vino tinto borgoña
  • 1/2 taza de caldo hirviendo
  • 200 g de crema de leche
  • 1 k de puré de batata

guarnición

  • 4 manzanas ácidas
  • 1 lata de duraznos en almíbar
  • 1 cucharadita de clavo de olor