Pan de cereales y semillas

Para hacer un pan de cereales y semillas debes considerar en hacer primero el pan integral básico.

El pan de cereales y semillas es igual, sólo que vas a mezclar alguna variedad de harinas de cereales diferentes como: centeno y avena, y puedes agregar trigo candeal en grano y semillas.

Las semillas pueden estar integradas al interior del pan, o sea que van en la masa o simplemente van por arriba.

Un pan de cereales puede ser así:

Coloca harina blanca en forma de corona y agrega las harinas de cereales previamente mezcladas, estas serán:

  1. Harina de trigo integral
  2. Harina de centeno
  3. Harina de avena o avena arrollada tostada (la tuestas en sartén seca ya que puede resultar amarga si pones mucha cantidad)

Luego pones en el centro de la corona un pocillo de aceite neutro o de oliva, según tu gusto y 1 cucharada de sal fina, o sal marina.

Aparte pon en un bol 60gr de levadura de cerveza, 1 cucharadita de azúcar y agua tibia, revuelve y tapa dejando crecer a la levadura unos minutos.

Coloca la levadura en el centro de la corona de harinas y comienza a integrar todos los ingredientes.

Para lograr un buen amasado agrega agua tibia en cantidad necesaria hasta formar un bollo blando, suave y no pegajoso, tapa con film o plástico y una manta para que crezca bien calentito.

Aparte haz hecho hervir un puñado de trigo candela durante 10 minutos, puedes integrar este trigo a la masa cuando la separes para formar los bollos o colocar el trigo arriba de los bollos junto con las semillas.

Las semillas que se prefieren en el pan de cereales y semillas son:

  1. sésamo
  2. sésamo integral
  3. lino
  4. amapola
  5. girasol
  6. calabaza

Puedes elegir sólo alguna o hacer un mix de varias de ellas.

También sobre los panes puedes colocar algunos granos de sal gruesa.

Una vez transcurrida una hora cortas la masa ya crecida y formas los panes, cortas unos tajos en lo que será la corteza y colocas las semillas y el trigo sobre los panes, vuelves a tapar con plástico y una manta y vuelves a dejar levar durante una hora.

Hornea a fuego moderado hasta que los panes estén dorados, y suenen a hueco si los golpeas por debajo.

Ingredientes:

  • 500gr de harina blanca común
  • 500gr de harina de cereales
  • 60gr de levadura virgen de cerveza
  • 1 pocillo de aceite
  • 1 cucharada de sal fina
  • 1 cucharadita de azúcar
  • agua tibia
  • 50gr de semillas
  • 100gr de trigo candeal

Camarones apanados

Una vez limpios los camarones los pasarás por agua hirviendo con sal y limón para blanquearlos.

Aparte prepara una mezcla similar a la de los panqueques o crepés pero más espesa, o sea 1 huevo batido con un poco de leche, agrega 1 cucharada de aceite y espesa con harina, bien mezclado.

Pasa los camarones por esta pasta y espolvorea con pan rallado mezclado con semillas (sésamo, girasol, lino, amapola, etc.) y lleva a la sartén donde los reciba el aceite bien caliente.

Cuando los das vuelta para que se doren por el otro lado vuelves a espolvorearles pan rallado y semillas.

La mezcla cremosa los recubre y forma una especie de buñuelo que si lo haces con harina leudante quedará muy esponjoso.

El pan rallado y las semillas hacen el crocante de la preparación.

Sirve este plato acompañado de una ensalada de hojas verdes con frutillas fileteadas aderezadas con aceite de oliva y sal.

Puedes también preparar una crema condimentada con ciboulette, sal y limón para remojar tus camarones apanados.

Y lleva a la mesa con un rico vino blanco bien helado.

Ingredientes:

  • 200gr de camarones
  • 200gr de pan rallado
  • 50gr de semillas varias
  • 1 huevo
  • 1 cucharada de aceite neutro
  • harina leudante necesaria
  • 1 pocillo de leche
  • hojas verdes
  • frutillas
  • vino blanco

Antipasto mediterráneo

antipasto-mediterraneo

El antipasto mediterráneo es ideal para un día de calor, fácil de hacer y muy sabroso, acompaña platos de ensaladas diversas, puede servirse como entrada o acompañamiento de pastas frías.

Las supremas se pueden remplazar por tiras de lomo, camarones o langostinos. La idea del  antipasto es que lo hagas con lo que te ha sobrado en el refrigerador, y puedas aprovechar puntas de carnes asadas u horneadas.

Cortar  en rodajas los zapallitos con cáscara.

Saltearlos en aceite de oliva, sin encimar las rodajas, hasta tiernizarlos.

Trozar las berenjenas sin pelar en tajadas, a lo largo.

Saltearlas del mismo modo.

Salpimentar ambos vegetales.

Cortar las supremas en tiras y salpimentarlas.

Rebozarlas primero con harina, luego con huevos batidos y finalmente con semillas de sésamo.

Freírlas en aceite caliente.

Escurrirlas sobre papel de cocina.

Saltear las tajadas de panceta en una sartén antiadherente, sin medio graso, hasta que resulten crocantes.

Filetear los champiñones en conserva.

Alinearlos con el ajo y el perejil picados, sal, pimienta y aceite de oliva.

Escurrir los tomates secos hidratados y rociarlos con aceite de oliva.

Trozar los ajíes en conserva escurridos y la mozzarella o el queso de cabra.

Aderezar los porotos en conserva con aceite de oliva, aceto balsámico, sal, pimienta y semillas de amapola.

Presentar el antipasto en una fuente, alternando en forma decorativa todos los ingredientes preparados.

Complementar con hojas de lechuga.

Ingredientes para 10 porciones;

  • 2 zapallitos largos
  • aceite de oliva
  • 2 berenjenas
  • sal
  • pimienta
  • 2 supremas de pollo
  • harina
  • 2 huevos
  • semillas de sésamo
  • 10 tajadas de panceta ahumada
  • 300 g de champiñones en conserva
  • 2 dientes de ajo
  • 2 cucharadas de perejil picado
  • 10 tomates secos hidratados
  • 4 ajíes en conserva
  • 300 g de mozzarella o queso de cabra
  • 300 g de porotos en conserva
  • aceto balsámico
  • semillas de amapola
  • hojas de lechuga