Pastel de choclo

Nada mejor que un pastel de choclo para esos días que no sabemos qué comer. Este pastel puede prepararse y dejarse en el congelador para disfrutar cualquier día o bien para una cena o almuerzo familiar. Muy sencillo de preparar y verdaderamente delicioso, este pastel de choclo casero es un plato perfecto para los días de trabajo, incluso para llevarnos a la oficina o para que los niños lleven a la escuela.

Preparación:

Cortar la carne en dados. Rehogarla en la fritura de la cebolla, agregarle la manteca, tomates, un poco de caldo y sazonar a gusto. Cuando el jugo se haya reducido, retirar y agregar las pasas de uva (optativo), las aceitunas, 1 cda de azúcar y los huevos duros cortados en dados. Limpiar los choclos y rallarlos. Agregar 3 yemas, 1 cda de manteca, azúcar, sal y un poco de canela en polvo. Incorporar las claras a nieve. Poner la preparación de carne en una fuente para horno, cubrirla con los choclos. Espolvorear con azúcar molida y canela en polvo. Hornear 40 minutos a temperatura mediana. Servir en la misma fuente.

Ingredientes:

½ kg de carnaza común.

2 cdas de manteca.

½ cebolla picada y dorada en aceite.

2 tomates sin piel y sin semillas.

Caldo.

Sal

3 cdas de pasas de uva.

Aceitunas verdes.

Azúcar.

2 huevos duros.

10 choclos frescos.

3 huevos.

Canela en polvo.

Sopa vienesa

Nada mejor que una buena sopa para una cena familiar. Esta sopa vienesa se caracteriza por prepararse con salchichas de Viena, de allí su nombre. Es una sopa muy fácil, rica y no requiere de muchos ingredientes. Puede servirse como una entrada de mesa antes de un plato más fuerte o bien en mayor cantidad como plato principal.

Preparación:

Poner a calentar aproximadamente ¾ de litro de caldo. Disolver la harina de arvejas en el caldo restante frío y luego verterlo gradualmente en la cacerola, mientras se revuelve con una cuchara de madera. Cuando suelte hervor agregar las salchichas de Viena cortadas en rodajitas de unos 3 centímetros de espesor. Continuar la cocción hirviendo lentamente mientras se revuelve, durante 8 a 10 minutos. Probar y sazonar si hace falta y servir colocando en la superficie los daditos de pan de centeno.

Ingredientes (para 4 porciones):

  • 1 litro de caldo
  • 3 cdas de harina de arvejas
  • 2 salchichas de Viena
  • Daditos de miga de pan de centeno salteados con manteca
  • Sal

Crema de apio

El apio es un vegetal muy apropiado para aquellos que están cuidando la línea. Es sumamente hipocalórico y aporta propiedades nutricionales muy útiles para el organismo. Además, el apio es muy sabroso y económico, por lo que es posible preparar platos deliciosos con este vegetal.

Esta crema de apio es muy sencilla de elaborar y es ideal como entrada de mesa, especialmente en días de temperaturas más bajas. La crema de apio puede servirse en cazuelas decoradas con pequeñas pencas y hojas del mismo vegetal.

Preparación:

Cortar el apio en trozos y las papas en rodajas; saltearlos en la manteca, en cacerola tapada, cuidando que no se doren. Agregar el caldo caliente y cocinar con la cacerola tapada, hasta que las hortalizas estén bien tiernas. Licuarlas con un poco de caldo, dejando el resto en la cacerola, sobre el que se verterá luego lo licuado; añadir la leche, sazonar, mezclar muy bien y hervir. Servir espolvoreando la superficie con hojitas de apio picadas.

Ingredientes (para 6 personas):

½ kilo de apio tierno

¼ kilo de papas

3 cdas de manteca

1 y ¼ litros de caldo

1 taza de leche hirviendo

Sal

Pimienta

Hojitas de apio picadas fino

Sopa Madelón

Una sopa poco tradicional es una buena alternativa para esos días en los que no sabemos qué comer. Como toda sopa, es muy fácil de preparar y no necesita de grandes habilidades culinarias para obtener un plato sabroso. Esta sopa Madelón es diferente por su forma de preparación y verdaderamente deliciosa.

Preparación:

Calentar el caldo en una cacerola. Aparte, batir los huevos con la leche, sal y las dos cucharadas de queso rallado. Fundir la manteca en una sartén grande y hacerla girar para untar bien el interior del recipiente; dejarla calentar sin que se queme y verter en ella el batido de huevos. Mantener sobre fuego algo fuerte hasta que se forme una capa en la base que hará desprender la omelette de la sartén; entonces reducir el calor para permitir que se cocine el huevo y luego dar vuelta la omelette para dorarla del otro lado. Durante la cocción, mover continuamente la sartén para evitar que la preparación se pegue. Ya cocida, colocarla en un plato o fuente. Cortarla en tiritas finas y ponerlas en una sopera, vertiendo inmediatamente sobre ellas el caldo hirviendo. Servir acompañando con abundante queso rallado.

Ingredientes (para 4 personas):

  • 1 litro de caldo de gallina
  • 4 huevos
  • 2 cdas de leche
  • Sal
  • 2 cdas de queso parmesano rallado
  • Queso rallado para acompañar a gusto
  • 50 grs de manteca

Sopa Juliana

Nada mejor que una sopa para esos días de frio en los que tenemos la oportunidad de quedarnos en casa. Una sopa siempre es un alimento muy nutritivo y liviano, que aporta toda le energía necesaria para seguir el día. Es especial para preparar como entrada de mesa o bien para disfrutar de una almuerzo o cena ligeros en familia.

Esta sopa Juliana no lleva muchos ingredientes y es muy rendidora, por lo que resulta económica y de gran sabor.

Preparación:

Cortar todas las hortalizas en tiritas muy dinas. Poner la manteca en una cacerola y fundirla sobre fuego moderado. Saltear en ella el puerro, la zanahoria y la papa hasta que comiencen a dorarse. Verter el caldo hirviendo y el resto de las hortalizas. Sazonar, tapar la cacerola y continuar la cocción sobre fuego moderado durante media hora. Servir adornando la superficie con ramitas de perejil.

Ingredientes (para 4 personas):

  • 100 grs de manteca
  • 1 puerro
  • 1 zanahoria
  • 1 papa
  • 1 tallo de apio tierno
  • 2 hojas de acelga
  • 1 litro de caldo
  • Sal
  • Pimienta
  • Ramitas de perejil