Merluza al horno con papas para semana santa

Llega la Semana Santa y es frecuente preparar comidas que no contenga carne. El pescado y los mariscos son algunas de las alternativas más elegidas para estos días. Esta merluza al horno con papas es un plato exquisito, que combina el sabor del pescado fresco con algunas hortalizas. Además es un plato muy liviano y nutritivo, ideal para disfrutar en familia.

Preparación:

Cortamos las papas peladas, la zanahoria y la cebolla en juliana. Picamos ajo y un poco de perejil fresco. Disponemos en una fuente amplia para horno con aceite una capa de papas, zanahorias y cebollas, cubriendo el fondo de la misma. Salpimentar. Sobre esta capa colocamos los filetes de merluza y salpimentamos. Agregamos el ajo y el perejil y un poco del jugo de limón. Por encima de los filetes colocamos el resto de las papas, zanahorias y cebollas y salpimentamos. Rociamos con un poco más de aceite. Llevamos a horno fuerte durante 40 minutos aproximadamente. Controlar de vez en cuando. Es recomendable que las papas que queden arriba estén cortadas bien finas para que se cocinen adecuadamente. Retirar y servir con rodajas de limón.

Ingredientes:

  • ½  kilo de filetes de merluza
  • ½ kilo de papas
  • 2 zanahorias
  • 2 cebollas grandes
  • 2 dientes de ajo
  • Perejil
  • Sal y pimienta a gusto
  • Aceite c/n
  • Limón

Huevos al vino

Una buena alternativa como entrada de mesa o como acompañamiento de alguna carne roja son estos huevos al vino. Un plato muy original que nos permite ofrecer una forma diferente de preparar los huevos.

No es una preparación difícil y no se necesitan grandes habilidades culinarias para prepararlos. Ideal para una noche de reunión de trabajo o evento especial.

Preparación:

Hervir en el vino y el caldo, durante diez minutos, el ajo, la cebolla y condimentos. Retirar el ajo y cebolla y mantener el hervor.

Se han de preparar mientas tanto las rebanadas de pan, descortezadas y fritas en manteca, dispuestas en una fuente.

Revolver el líquido hirviente, hasta obtener un remolino, retirar la cuchara y verter en el centro y desde un platito un huevo. Dejar que la clara cuaje envolviendo la yema. Por efecto de la rotación del líquido no permitirá que aquella se expanda.

Retirar el huevo con la clara cuajada, pero la yema aún cruda (“poche”), con ayuda de una espumadera y colocarlo sobre la correspondiente base de pan. Repetir con los demás huevos.

Mezclar dos cucharadas de manteca con la harina y se le agrega un poco de líquido de la cocción; luego se vierte todo, revolviendo, en la cacerola y revolver hasta que hierva unos segundos. Probar esta salsa, sazonarla lo necesario y verterla sobre los huevos. Servir enseguida, solos o acompañando carnes asadas o fritas, de todo tipo.

Ingredientes:

  • ¼ litro de caldo
  • ¼ litro de vino rosado
  • 1 diente de ajo
  • Cebolla
  • Sal y pimienta a gusto
  • Manteca c/n
  • 6 rebanadas de pan
  • 6 huevos
  • 2 cdas de harina

Ensalada de lentejas

Las lentejas son un gran alimento por su importante aporte de hierro, especialmente indicado para niños, embarazadas o personas con deficiencia de este nutriente. Además, las lentejas son una legumbre muy sabrosa para preparar ensaladas y se convierten en una excelente guarnición para carnes frías.

Esta ensalada es muy sencilla y económica, ideal para cualquier comida.

Preparación:

Remojar la noche anterior las lentejas o lentejones, elegidos y limpios. Reemplazar el agua y hervirlos con sal hasta que estén tiernos, pero evitando que se deshagan. Dejarlos enfriar en el agua, para que no resulten secos y luego escurrirlos muy bien. Picar finamente la cebolla y colocarla en una cacerola con agua hirviendo. Dejarlo allí unos minutos, luego retirarlo para que la cebolla picada se escurra muy bien. Mezclarla con las lentejas o lentejones cocidos, en una ensaladera. Sazonar con el orégano, sal, pimienta, aceite y vinagre.

Ingredientes:

  • ¼ kilo de lentejas o lentejones
  • 1 cebolla grande
  • ½ cdita de orégano
  • Aceite
  • Vinagre
  • Sal
  • Pimienta

Crepes de papas

Sin lugar a dudas, las papas o patatas son las preferidas de la cocina. Permiten prepararlas de tantas maneras como cocinas existen y siempre ofrecen un sabor único y delicioso. Estos crepes son sumamente originales y pueden servirse como entrada o plato principal. Son simples de preparar y verdaderamente económicos. Una opción exquisita para preparar un plato diferente y delicioso.

Preparación:

Pelar y lavar las papas, secarlas y rallarlas con el rallador grueso de verduras. Colocarlas en un tazón y agregar la cebolla, los huevos, el perejil, una cucharadita de sal y mezclar muy bien. Añadir la harina necesaria para lugar la mezcla y absorber el líquido (unas 4 o 5 cucharadas). Cubrir el fondo de una sartén con aceite y cuando esté bien caliente verter la preparación de a cucharadas aplanándola. Dorar los crepes de ambos lados y escurrirlos. Colocar en una fuente. Encima de los crepes colocar un trocito de queso mantecoso. Preparar una salsa de tomates colocando en una cacerola el aceite, los tomates pelados y picados, el laurel y el orégano sazonado muy bien con sal. Se mantendrá en el fuego mientras se fríen los crepes. Cuando todos estén preparados, se vierte la salsa bien caliente encima y se sirve retirando previamente las hojas de laurel.

Ingredientes:

  • 3 papas medianas
  • 1 cda de cebolla picada fina
  • 2 huevos
  • 1 cdita de perejil picado fino
  • Sal
  • Harina en cantidad necesaria
  • Aceite para freír
  • 150 grs de queso mantecoso
  • ½ kg de tomates maduros
  • 3 cdas de aceite
  • 2 hojas de laurel
  • ½ cdita de orégano

Craquers de espinaca

A veces resulta difícil encontrar alternativas para preparar con espinaca. Estos craquers son la mejor opción para salir de los platos clásicos y disfrutar de una exquisita variante con espinaca. Además de ser muy nutritivos, son ideales para los más pequeños y para saborear en familia.

Preparación:

Para el relleno elegir las hojas más sanas de las espinacas, lavarlas muy bien en varias aguas y ponerlas en una cacerola con ½ cucharada de sal gruesa, sin añadir agua (se cocinan en el agua que llevan adheridas del lavado). Tapar la cacerola y cocinarlas a fuego moderado hasta que estén tiernas, escurrirlas, entibiarlas y exprimirlas muy bien; luego picarlas. Por otra parte, picar fino la cebolla y dorarla en una sartén con la manteca; agregar las espinacas, rehogarlas hasta que se evapore el poco líquido que allí quedara. Retirar  la sartén del fuego, añadir la ricota, el queso rallado, las yemas, las nueces picadas grueso y sal a gusto.

Para la masa, tamizar la harina en un tazón con la sal. Agregar la manteca fría y cortarla con el mezclador de papas o con dos cuchillos hasta reducirla al tamaño de granos de arroz, a la vez que se mezcla con la harina. Batir ligeramente un huevo y verterlo en la mezcla, uniendo con cuchara de madera. Luego, agregar el agua fría necesaria hasta obtener un bollo de masa blanda que se despegue del tazón. No amasar. Dejarla descansar en la heladera, tapada con un plástico, durante media hora.

Para armar los craquers, estirar la masa con un rodillo, dejándola ligeramente fina. Cortar en rectángulos de unos 15cm x 10cm. Unir los recortes para formar nuevos rectángulos. Colocar en el centro de c/u una porción del relleno, pintar alrededor con huevo bien batido y envolver la masa haciendo un rollito. A un centímetro del borde apretar los extremos para formar los craquers. Colocarlos en placas enmantecadas, pintados con huevo y cocinarlos en horno a temperatura moderada hasta dorarlos suavemente. Pasarlos a una fuente y servirlos calientes o fríos.

Ingredientes:

Relleno:

  • 1 kg de espinacas
  • 1 cebolla
  • 50 grs de manteca
  • 3 cdas de queso rallado
  • 250 grs de ricotta
  • Sal
  • 2 yemas
  • 3 cdas de nueces picadas

Masa:

  • 350 grs de harina
  • 1 cdita de sal
  • 100 grs de manteca
  • 2 huevos