Filetes de lenguado al cebollín

El lenguado es uno de los pescados más blancos y sabrosos. Es fundamental consumir pescado al menos tres veces a la semana debido a sus características nutricionales. El pescado es ideal para personas que desean reducir su peso corporal y para aquellos con problemas como el colesterol.

Estos filetes de lenguado son muy sencillos de preparar y combinados con el sabor de los cebollines nos ofrecerán un plato delicioso para saborear en una cena o almuerzo familiar o con seres queridos.

Preparación:

Lavar y secar los filetes. Limpiar los champiñones, cortarlos en tajadas.
Enmantecar una fuente de horno, agregar las tajadas de hongos, la cebolla picada, los filetes, salpimentarlos y bañarlos con el vino.
Cubrir la fuente con papel aluminio y cocinar en horno moderado durante 20 minutos.
Retirar la fuente del horno, destapar, y pasar el líquido que hubiera a una cacerolita, mantener el pescado al calor. Reducir el jugo sobre el fuego, añadir la crema de leche y espesar.
Retirar la salsa del fuego, añadir la manteca, mezclar y bañar el pescado, esparcir por encima el perejil picado y servir.

Ingredientes

4 filetes de lenguado medianos
1 cebollita
100 g de champiñones
200 g de crema de leche
1 vaso de vino blanco seco
20 g de manteca
1 cucharada de perejil picado
Sal y pimienta.

Salsas frías para tacos

Los tacos llevan diferentes rellenos que puedes aderezar y enriquecer con salsas frías o calientes.

Si los pruebas directamente en México te resultarán tremendamente picantes debido al chile que le agregan, y esto es lo tradicional.

Muchos tipos de chiles se encuentran en las recetas de salsas para tacos, pero si no eres mexicano difícilmente podrás soportar el picor extremo.

Es así que puedes realizar salsas para tacos más suaves y acordes a tus gustos personales.

Aquí te traemos 3 salsas frías picantes y 3 salsas frías suaves para tus tacos:

  1. Coloca en un jarro de licuadora o bol de procesadora: 3 tomates frescos, 1/2 pocillo de aceite de oliva, una pizca de orégano seco, 50g de queso rallado, 1 chile jalapeñorocoto picado y con sus semilla
  2. Muele 1 palta o guacamole con 1 cucharada de mayonesa, sal y pimienta, aceite neutro, jugo de limón, 1 cebolla cruda picada muy finamente hasta que casi quede como pasta y 1 pimiento morrón dulce y un chile habanero que es más frutal
  3. Fríe en aceite 2 cebollas blancas picadas, 2 cebollas moradas picadas y un chile poblano, procesa y añade 1 o 2 cucharadas de crema de leche para unir formando una crema untable.
  4. Procesa granos de choclo o maíz hervidos previamente con sal, pimienta molida, crema de leche y salsa golf
  5. Procesa 250g de zanahorias hervidas con 1 cucharada de mayonesa, 1 cucharada de mostaza, 1 cucharada de crema de leche o queso untable, salpimenta y añade cebollines picados
  6. Procesa 2 cucharadas de salsa de tomates con 1 patata grande hervida previamente, 1 c de orégano seco, 1 C de queso crema  y 200g de queso rallado