Escalopes al coñac

Escalopes al coñac

Estos escalopes son una verdadera delicia. No requieren de mucho tiempo de preparación y los resultados son deliciosos. Es una forma diferente y creativa de cocinarlos, que ofrecen un sabor especial. Ideal para disfrutar con toda la familia o en alguna ocasión especial. Pueden acompañarse con unas papas duquesa o un puré de batatas.

Preparación:

Sazonar los escalopes con sal y pimienta y saltearlos en 60 grs de manteca de los dos lados en una cacerola chata sin dejar que se doren. Cuando estén cocidos, acomodarlos en una fuente y cubrirlos con un plato para mantener el calor. Lavar los champiñones. Calentar 25 grs. de manteca en el mismo recipiente en que se cocinaron los escalopes y agregar los champiñones cortados en rodajas. Antes de que tomen color, retirarlos del recipiente y agregar el coñac sobre fuego fuerte. Añadir luego el vino blanco. Dejar reducir a la mitad y sumar la crema de leche, revolviendo continuamente hasta que la salsa comience a espesar. Retirar del fuego e incorporar 40 grs de manteca en trocitos. Pasar la salsa por un colador fino, mezclarla con los champiñones y verter sobre los escalopes. Servir inmediatamente. Los champiñones son optativos. Servir con una guarnición de papas.

Ingredientes: (para 5 personas)

  • Cinco escalopes de ternera de 200 grs cada uno
  • 125 grs de manteca
  • 100 grs de champiñones
  • ½ vaso de vino blanco
  • 1 copita de coñac
  • 4 cdas de crema de leche
  • Papas para acompañar

Ñoquis rellenos con ciruelas negras

Los ñoquis, o gnochis, son una receta de pasta italiana, que se hace a base de puré de patatas o papas y harina, simplemente, formando bolllitos pequeños e hirviéndolos en agua caliente.

De las múltiples variantes inventadas, tales como:

  • ñoquis de 3 colores
  • ñoquis de calabaza
  • ñoquis de ricota
  • ñoquis de sémola
  • ñoquis de polenta
  • ñoquis verdes, etc.

Hoy vamos a presentar los ñoquis rellenos:

Procede con la receta básica de masa de ñoquis, y luego forma un hueco en el centro de cada ñoqui (teniendo en cuenta de que debes hacerlos más grandes para que puedan contener el relleno).

Hay tantos rellenos como tu imaginación y paladar dicten:

  1. de carne con cebolla y salsa
  2. de carne con pasas de una y aceitunas
  3. de ricota con perejil y nueces
  4. de jamón y queso
  5. de ciruelas frescas o pasas
  6. de panceta y cebollas
  7. caprese
  8. mariscos, etc.

Hoy haremos la receta de relleno de ciruelas, la cual combina muy bien acompañada de vino tinto y un  postre de flan casero con crema. Aunque parezca postre, los ñoquis son salados y el relleno ácido y se adereza con mantequilla derretida, con lo cual son un excelente plato principal para los gustosos del agridulce.

Procedimiento del relleno:

  • lavar las ciruelas y descarozarlas
  • cortarlas en mitades si son frescas o utilizarlas enteras si son pasas, salvo que desees hacer ñoquis pequeños, en ese caso córtalas según tu gusto
  • rellenar con cada mitad 1 ñoqui
  • hervir los ñoquis en agua hirviente
  • salsear con mantequilla y/o queso rallado

Ingredientes:

  • 15 ciruelas
  • 100 g de mantequilla
  • 1/2 kg de puré de patatas
  • 1 huevo
  • harina para espesar la masa
  • queso de rallar

 

 

Rollos de pescado al Roquefort

roquefort

Los rollos de pescado al roquefort pueden servirte de entrada fresca, natural y elegante para la mesa de estas fiestas de fin de año.

También puede presentarse este plato como acompañamiento, en la mesa de ensaladas y platos fríos.

Si desea, agregar 200 g de champiñones salteados en manteca y rociarlos con vino blanco fino.

Seleccionar filetes de pescado de tamaño parejo, rociarlos con jugo de limón, salpimentarlos a gusto y espolvorearlos con páprika.

Dejarlo macerar durante 15 minutos, secarlos con servilleta de papel y espolvorearlos con harina.

Colocar sobre el extremo ancho de cada filete 2 camarones y  un bastoncito de manzana.

Arrollar y sujetar con un palillo.

Colocar los arrollados en una fuente para horno enmantecada y hornear a temperatura máxima durante 10 minutos.

Aparte, licuar el apio picado con la crema de leche y el queso roquefort.

Retirar el pescado del horno, saltearlo con el licuado y hornear a temperatura moderada  durante 15 minutos.

Ubicar los rollos de pescado en una fuente precalentada, salsear con la mitad del fondo de cocción y disponer la salsa restante en salsera aparte.

Distribuir alrededor los repollitos de bruselas y las zanahorias, previamente salteados en manteca.

Ingredientes:

para 6 porciones

  • 1 kg de filetes medianos de lenguado u otro pescado
  • jugo de limón
  • sal
  • pimienta
  • páprika a gusto
  • 2 cucharadas de harina
  • 100 g de camarones
  • 1 manzana ácida
  • 1 taza  de apio picado muy fino
  • 100 cc de caldo
  • 200 g de crema de leche
  • 100 g queso roquefort

Guarnición

  • Repollitos de bruselas y zanahorias, cantidad a gusto

Antipasto mediterráneo

antipasto-mediterraneo

El antipasto mediterráneo es ideal para un día de calor, fácil de hacer y muy sabroso, acompaña platos de ensaladas diversas, puede servirse como entrada o acompañamiento de pastas frías.

Las supremas se pueden remplazar por tiras de lomo, camarones o langostinos. La idea del  antipasto es que lo hagas con lo que te ha sobrado en el refrigerador, y puedas aprovechar puntas de carnes asadas u horneadas.

Cortar  en rodajas los zapallitos con cáscara.

Saltearlos en aceite de oliva, sin encimar las rodajas, hasta tiernizarlos.

Trozar las berenjenas sin pelar en tajadas, a lo largo.

Saltearlas del mismo modo.

Salpimentar ambos vegetales.

Cortar las supremas en tiras y salpimentarlas.

Rebozarlas primero con harina, luego con huevos batidos y finalmente con semillas de sésamo.

Freírlas en aceite caliente.

Escurrirlas sobre papel de cocina.

Saltear las tajadas de panceta en una sartén antiadherente, sin medio graso, hasta que resulten crocantes.

Filetear los champiñones en conserva.

Alinearlos con el ajo y el perejil picados, sal, pimienta y aceite de oliva.

Escurrir los tomates secos hidratados y rociarlos con aceite de oliva.

Trozar los ajíes en conserva escurridos y la mozzarella o el queso de cabra.

Aderezar los porotos en conserva con aceite de oliva, aceto balsámico, sal, pimienta y semillas de amapola.

Presentar el antipasto en una fuente, alternando en forma decorativa todos los ingredientes preparados.

Complementar con hojas de lechuga.

Ingredientes para 10 porciones;

  • 2 zapallitos largos
  • aceite de oliva
  • 2 berenjenas
  • sal
  • pimienta
  • 2 supremas de pollo
  • harina
  • 2 huevos
  • semillas de sésamo
  • 10 tajadas de panceta ahumada
  • 300 g de champiñones en conserva
  • 2 dientes de ajo
  • 2 cucharadas de perejil picado
  • 10 tomates secos hidratados
  • 4 ajíes en conserva
  • 300 g de mozzarella o queso de cabra
  • 300 g de porotos en conserva
  • aceto balsámico
  • semillas de amapola
  • hojas de lechuga

Salsa de soja a la crema

salsa-soja-crema

La salsa de soja es uno de los condimentos más antiguos en la Historia de la Humanidad.

Tiene su origen en Japón, donde actualmente está prohibida su fabricación artificial, y se debe seguir el sistema natural y tradicional de fabricación en el país.

La salsa de soja no se hace de forma casera sino que es producida en gran escala, a partir de la fermentación de la soja y el trigo. El proceso de fermentación dura casi un año, y puede agregársele hongos y champiñones además del trigo tostado.

Muchas preparaciones derivan de la salsa de soja o la tienen como principal saborizante.

Para realizar una salsa de soja a la crema utilizaremos una base de salsa blanca o bechamel, a la que añadiremos mientras la batimos y está hirviendo, salsa de soja, caramelo recién hecho casi líquido, pimienta en grano y clavo de olor.

Batiendo bien para integrar el caramelo que se derretirá en la preparación, obtendremos una crema parda a la que, al retirar del fuego agregaremos champignones picados y cocidos u hongos de pino previamente picados y cocidos.

Esta crema de salsa de soja es deliciosa acompañando carnes de aves y cerdo, tradicionales de la cocina oriental, y también para salsear pastas y bocadillos.

Las salsas agridulces son tradicionales de China y Japón y quedan muy bien para ofrecer en pequeños bols para que los comensales agreguen a su plato.

Ingredientes:

  • 1/2 l de salsa blanca o bechamel
  • 1/2 pocillo de salsa de soja
  • 200g de hongos
  • 3 cucharadas de caramelo caliente
  • 1 clavo de olor
  • pimienta en grano
  • sal