Panes rellenos

pan-relleno-sabroso

Los panes rellenos pueden ser dulces o salados y responder a diferentes momentos de la buena mesa.

Podemos ofrecer un pan de campo relleno de aceitunas negras, muzarella y cebolla como entrada de un plato de carnes asadas.

También un pan negro, relleno de jamón y queso se puede presentar como opción salada en un té elegante, acompañando tortas y galletitas.

Un pan brioche, relleno de frutas, mermelada y confites puede ser una linda sorpresa para una merienda infantil.

Los panes rellenos pueden realizarse de una pieza, moldeados, como pan de campo o pancitos individuales, uno para cada comensal, pudiendo ser una interesante opción al clásico sandwich.

El pan se realiza formando una corona con la harina y agregando la sal, el aceite y por último la levadura ya disuelta en agua tibia, se va amasando y agregando más agua tibia hasta formar un bollo flexible, no pegajoso (agregar más harina en este caso).

Amasarlo hasta que su flexibilidad sea tanta que al hundirle un dedo la masa vuelva a su lugar.

Dejar reposar bien cubierto en un lugar caliente, al sol o cerca del fuego, durante una hora.

Estirar y colocar el relleno elegido, arrollar o cerrar bien los bordes, para impedir que el relleno asome y se desborde.

Ingredientes para el pan de base salada:

  • 1K de harina común blanca o blanca y negra en partes iguales.
  • 1 cucharada de levadura fresca o un sobre de levadura seca.
  • 1 pocillo de aceite neutro o de oliva, según el gusto.
  • Agua tibia en cantidad necesaria.

Relleno salado 1

  1. Aceitunas picadas
  2. ajo
  3. cebollas fritas
  4. queso parmesano rallado
  5. queso muzzarella

Relleno salado 2

  1. Puré de calabaza
  2. Tomates frescos
  3. Albahaca
  4. Aceite de oliva
  5. queso cremoso

Relleno salado 3

  1. Jamón cocido
  2. Queso semiduro picante
  3. Aceitunas verdes

Relleno salado 4

  1. 1 chorizo parrillero desgranado
  2. 1 cebolla grande picada
  3. orégano
  4. comino
  5. pimentón
  6. Aceitunas verdes picadas