Lasagna de berenjenas

La lasagna de berenjenas es ideal para dietas de bajas calorías y también para personas con intolerancia a las harinas, o que prefieren disminuir su consumo de harina

O sea que vamos a reemplazar las capas de masa de pasta o crepés con los que dividimos los rellenos de la lasagna con capas de berenjena previamente cocida.

Los rellenos pueden ser los habituales:

  1. Jamón, queso y salsa de tomates con aceitunas negras
  2. Cebollas, choclos o maíz en salsa blanca, con salsa roja
  3. Salsa roja estofada con carne picada, pimientos y cebollas, con salsa blanca y roja
  4. Espinaca con cebollas y salsa blanca, con salsa roja

Primero elegirás berenjenas bien grandes y sanas y cortarás en rodajas grandes y delgadas.

Se pueden hornear todas juntas o cocinar en plancha de hierro, donde haces los bifes habitualmente, previamente rociado con rocío vegetal o aceite.

También puedes utilizar, para armar tu lasagna de berenjenas, berenjenas hechas a la milanesa.

Salpimentar las rodajas de berenjena cocida y comenzar a acomodar en una fuente profunda, para armar la lasagna.

Colocar capas de berenjena y alternar con el relleno elegido, capa sobre capa, hasta terminar con una capa de berenjena.

Terminar con salsa blanca y bastante queso cremoso y rallado, llevar al horno y gratinar hasta que el queso se dore.

Servir con vino blanco frío.

Ingredientes

  1. 5 berenjenas grandes
  2. aceite o rocío vegetal
  3. sal y pimienta
  4. salsa blanca
  5. queso cremoso
  6. queso parmesano
  7. relleno elegido

Tartines de verduras

Los tartines de verduras son tartas pequeñas, o individuales, una para cada comensal, más delicadas y elegantes, una opción interesante para una entrada diferente o un plato principal con una especial decoración…

Los platos gourmet se caracterizan por incorporar detalles pequeños, verduras talladas en pequeño formato, o verduras pequeñas como los tomates cherry o las mini zanahorias.

En este caso se trata de tartines de verduras que pueden realizarse en moldes individuales de 10cm de diámetro, o en moldes de canapés para lograr tartas aun más pequeñas.

la verdura puede ser acelga o espinaca (cocida y escurrida o cruda bien picada) y siempre, las tartas, llevan un gran porcentaje de cebolla rehogada lo que aumenta el relleno y otorga gran sabor a la mezcla.

Otro detalle importante para hacer las tartas más sabrosas es agregar al relleno abundante queso rallado.

Para aglutinar el relleno se puede emplear una mezcla de:

  • 2 huevos
  • 1C de almidón de maíz
  • 1/3 taza de leche

O también una salsa blanca o bechamel:

  • 3/4 taza de leche
  • 1 cubito de manteca o 1 C de aceite de oliva
  • 1C de almidón de maíz

La decoración puede realizarse con queso mozarella y orégano, o rodajas de tomates, o tomatitos cherry.

Ingredientes para la masa:

  1. 1 pocillo de leche
  2. 1 pocillo de agua
  3. 1/2 pocillo de aceite
  4. orégano, sal y pimienta
  5. cantidad necesaria de harina leudante

Ingredientes para el relleno de verduras:

  1. 1 atado de acelga o espinaca
  2. 2 huevos
  3. 1/3 de taza de leche
  4. 1C de almidón de maíz
  5. 3 cebollas grandes
  6. 1 diente de ajo
  7. 1 taza de queso rallado