Raviolines verdi

Los raviolines verdi son ravioles pequeños, o sea más delicados y elegantes, especiales para una entrada diferente o un plato principal con una especial decoración…

Los platos gourmet se caracterizan por emplear detalles pequeños, verduras de menor tamaño y todo tipo de delicattessen en pequeño formato.

Es así que para preparar los raviolines verdi necesitas un molde de ravioles pequeños.

La masa base es igual a la masa básica para pastas con el agregado de espinaca acelga procesada (hervida o cruda sin tallos) y el relleno que prefieras.

En este caso vamos a hacer unos raviolines verdes por dentro y por fuera, con un relleno de:

  • espinaca procesada en crudo
  • cabollas rehogadas y procesadas
  • ricota magra
  • nuez moscada y nueces molidas
  • azúcar morena
  • pan rallado
  • sal y pimienta

Mezclas todos estos ingredientes y bates bien hasta formar una pasta homogénea donde cada elemento se ha integrado perfectamente al resto, debe resultar una pasta espesa y seca.

Rellenas la masa verde de ravioles con esta pasta y formas los raviolines verdi.

Para utilizarlos como plato principal sírvelos calientes con salsa blanca o crema o nata de leche acompañando una pechuga de pollo, o un rol de cordero.

Para presentar los raviolines verdi como entrada puedes presentarlos tibios bañados con mantequilla y acompañando alitas de pollo acarameladas.

Otra opción es presentarlos sobre un colchón de hojas verdes y tomates cherry, con queso  rallado y aceitunas

Ingredientes:

  1. 1 paquete de espinaca
  2. 1 cebolla grande
  3. pan rallado cantidad necesaria
  4. 100g de nueces
  5. 50g de azúcar morena
  6. sal y pimienta
  7. 200g de ricota magra
  8. 1 pizca de nuez moscada