Mesa de entrada de quesos

mesa-entrada-quesos

Una mesa de entrada de quesos es una maravillosa opción para las fiestas de fin de año, elegante y sabrosa, que con algunos preparados especiales y poco trabajo puede hacerte quedar como un gran gourmet en una cena sofisticada.

Las tablas de quesos merecen especial atención en la forma de presentación, ya que se trata simplemente de cortar diferentes tipos de quesos en cubos. Puedes presentar los quesos en bloque y rodeados de cubitos del mismo tipo, sobre tablas de madera, o sobre fuentes con hojas verdes de lechuga, parra o brotes de soja.

En fuentes puedes presentar mitades de higos negros rellenos con queso roquefort.

En canastas puedes presentar tostadas, pancitos y grisines para untar con diferentes patés de queso philadelphia, queso crema con hierbas frescas, y salsa blanca con queso rallado y mayonesa.

Otra interesante opción es presentar una fondeau caliente de quesos, al menos 4 variedades, en el centro de la tabla de quesos con algunas verduras en cubitos o panes para untar.

Un escabeche de berenjenas o pimientos con quesos macerados es también otra opción interesante para enriquecer tu mesa de entrada de quesos.

Y una ensalada de tomates es muy buena combinación, con mucho orégano.

Es importante llevar los quesos a la mesa a temperatura ambiente habiéndolos retirado del refrigerador una hora antes protegiéndolo con un filme.

Ten en cuenta de poner en la mesa los quesos cortados o si deseas que lo corten los invitados, coloca un cuchillo por cada tipo de queso para que los más fuertes no contaminen a los más suaves.

La cerveza es un excelente acompañamiento de una mesa de entrada de quesos.

Es importante presentar una variedad de quesos entre 5 y 7 entre los que puede estar:

  1. Queso duro provolone
  2. Queso azul
  3. Queso con ojos como el gruyere
  4. Queso blando
  5. Quesos crema

Escabeche de almejas

escabeche-almejas-picada

Un escabeche de almejas puede hacerte quedar muy bien, ya que es una receta bastante exótica y al mismo tiempo, simple de realizar.

Para comenzar debes cocinar las almejas en agua hirviendo y luego retirarlas del caparazón, reserva aparte con jugo de limón, ajo picado y perejil.

Dora 2 cebollas grandes cortadas en juliana, con zanahoria rallada o fileteada muy finita, ajo, perejil, laurel y pimienta en grano.

Agrega a la cocción de la cebolla, cuando esta esté dorada, un vasito de vinagre de manzana, el aceite de oliva, 2 vasos del agua de la cocción de las almejas (previamente filtrado) y las almejas.

Cocina unos 15 minutos, apaga el fuego, y deja enfriar todo junto.

Puedes envasarlo y dejarlo en el refrigerador, o servirlo de inmediato acompañado de tostadas, paté de berenjenas, porotos escabechados, aceitunas a la provenzal, ajíes morrones condimentados, tabla de quesos y cerveza negra bien fría.

Ingredientes:

  1. 1K de almejas
  2. 2 zanahorias grandes
  3. 2 cebollas grandes
  4. 3 dientes de ajo
  5. 2 hojas de laurel
  6. perejil a gusto
  7. pimienta en grano
  8. sal fina
  9. 1 vasito de vinagre de manzana
  10. 1/3 de vasito de aceite de oliva