Suprema de pollo con puré de champignones

Para preparar esta receta de supremas de pollo con puré o salsa de champignones, se necesita muy poco, simplemente pechugas de pollo que rebanarás al medio para lograr bifes más delgados, los golpeas para afinarlos, y condimentas.

Mientras preparas las supremas de pollo cocina en agua los cahmpignones hasta que se encuentren tiernos, luego los mueles con el mixer o en la licuadora y preparas una salsa blanca, incorporando los champignones licuados a ella, bien espesa y condimentada con queso rallado.

Las pechugas de pollo las pasas por harina, huevo batido y pan rallado si te gustan crocantes y apanadas, o a la milanesa. Frítalas entonces en aceite caliente.

Si solamente las prefieres doradas, pásalas solamente por harina y fríe en aceite bien caliente.

Si deseas emplear la preparación con champignones como salsa blanca con champignones, déjala algo líquida para salsear tus supremas.

Si en cambio prefieres un puré, prepara una salsa blanca bien espesa y agrega bastante queso rallado, además de los champignones.

Algunas otras opciones para salsas para las supremas puedes encontrar en el recetario de salsas para tacos.

Puedes decorar con espárragos y zanahorias caramelizadas.

Este plato va muy bien con vino blanco.

Con el resto del pollo puedes preparar unos sabrosos raviolines de pollo.

Ingredientes:

  • 2 pechugas grandes
  • 1 huevo batido
  • pan rallado
  • queso rallado
  • 100g de champignones
  • leche, mantequilla y harina para la salsa blanca

Pollo con espárragos, varias opciones rápidas

La riquísima combinación de pollo con espárragos admite más de una receta y tantas presentaciones como tu imaginación disponga.

Aquí te alcanzamos sólo algunas ideas para llevar a tu mesa pollo y espárragos de diferentes formas…

Puedes simplemente hervir los espárragos y picarlos a la vez que salteas una pechuga de pollo y la picas, con estos 2 ingredientes básicos puedes armar una pizza especial con base de salsa de tomates o tomates frescos molidos, agregando mozarella y ya está, a derretir al horno y a la mesa:

Otra opción es un snak de tostada integral con cubierta de pollo deshuesado y espárragos gratinados:

Y hablando de gratinar queda muy bien acomodar en una fuente algunas pechugas de pollo ya cocidas, con espárragos encima, y salsa blanca cubriéndolos y espolvoreado todo con queso rallado, para gratinar y dorar en el horno justo antes de servir:

También puedes acompañar una presa de pollo al horno con guarnición de espárragos, salseados al plato con salsa blanca, es un plato delicado y sabroso:

Si te gustan las presentaciones más originales y elaboradas quedan muy bonitos los rollos de pechuga (fileteada así son más delgadas las lonjas) rellenas con espárragos ya cocidos al horno con queso rallado:

Ingredientes:

  1. pechugas o presas de pollo a elección según la presentación
  2. espárragos cocidos