Crema helada

Helado Casero

Para disfrutar en familia o con amigos, nada mejor que un buen helado refrescante. Una buena solución para esas visitas inesperadas que llegan para cenar.

Un helado es la mejor opción para un postre fresco después de una comida abundante. Esta crema helada puede prepararse el día anterior y dejarlo servido en copas para ofrecerlo luego de la cena o almuerzo. Muy Fácil de preparar y no requiere de muchos ingredientes.

Preparación:

Hervir la leche junto con el azúcar y la vainilla. Poner en un bol la fécula de maíz con un poco de leche fría. Agregar lentamente la leche azucarada hirviendo. Llevar a fuego y dejar hervir unos minutos, removiendo con cucharada de madera. Retirar y enfriar. Mezclar la crema ligeramente batida y congelar. Servir cortado en cuadrados y salsear con mermelada de frutas.

Ingredientes:

  • 200 grs. de azúcar de refinería
  • ¾ lts de leche
  • 1 vaina de vainilla
  • 2 cucharadas de fécula de maíz
  • 300 grs de crema de leche

 

Delicia de limón

Un postre fresco de sabor a limón, ideal para saborear luego de una cena festiva. Esta delicia de limón sorprenderá a todos nuestros invitados. Lleva un delicioso baño que combina el sabor del limón con el dulce del azúcar.

Preparación:

Batir la manteca con el azúcar hasta obtener una consistencia cremosa. Incorporar el huevo, la cáscara y el jugo del limón sin dejar de revolver. Poco a poco, agregar la harina, la fécula de maíz y el polvo para hornear previamente tamizados, siempre revolviendo. Alternar con la leche para poder mezclar mejor. Enmantecar y enharinar una fuente para horno y cocinar en horno precalentado durante media hora.

Para el baño, mezclar el azúcar impalpable con el jugo de limón hasta lograr una crema suave y lisa. Cuando la masa esté lista y fría volcar con este baño.

Ingredientes:

  • 100 grs. de manteca
  • 1 taza de azúcar
  • 1 huevo batido
  • 2 tazas de harina
  • 1 cucharada de postre de polvo para hornear
  • 1 cucharada de jugo de limón
  • 1 cucharada sopera de fécula de maíz
  • Ralladura de 1 limón
  • 1 taza de leche
  • 1 taza de azúcar impalpable para el baño
    • 1 cucharada de jugo de limón para el baño

Alfajores de maicena

Los alfajores de maicena son una de las delicias más tradicionales argentinas. Rellenos del clásico dulce de leche y elaborados con una masa muy tierna, son ideales para una merienda con niños o para una fiesta de cumpleaños.

Preparación:

Tamizar la fécula de maíz con la harina y colocar en un bol. Mezclar la manteca a punto pomada con el azúcar e incorporarle el huevo y las yemas. Mezclar esta preparación con la harina y la fécula y formar una masa. Dejar descansar media hora.

Estirar la masa con un palote, utilizando más fécula para que no se pegue a la superficie. Utilizar un cortapasta redondo para darle la forma de tapas, el tamaño dependerá de las preferencias de cada persona.

Enmantecar y enharinar una placa para horno y colocar las tapas. Llevar a horno suave durante aproximadamente 15 minutos. Deben quedar sequitas pero no muy crocantes porque podrían romperse.

Las tapas pueden guardarse así durante una semana, hasta que se necesite preparar los alfajores. Rellenarlos con dulce de leche sin presionar demasiado para que no se rompan y deslizar por coco rallado en los bordes. Para que se adhiera bien utilizar más dulce de leche en los bordes.

Ingredientes:

  • 100 grs. de harina leudante
  • 300 grs. de fécula de maíz
  • 200 grs. de azúcar
  • 150 grs. de manteca
  • 1 huevo
  • 2 yemas
  • Esencia de vainilla
  • 500 grs. dulce de leche
  • Coco rallado c/n