Pasta rápida para sopas

Si deseas hacer tus sopas más naturales y nutritivas, o descubres a último momento que no tienes un fideo sopero, puedes realizarlo fácilmente y muy rápido.

Una pasta rápida para sopas puede hacerse con harina y huevo, agregarle maizena o almidón de maíz para que salga más suave, alguna verdura cruda rallada (zapallito, zanahoria, papa o patata, camote, palta, espinaca, calabaza, perejil, albahaca, etc.) o picada que tengas a mano, con una pequeña o un trozo basta.

Ralla la verdura, supongamos 1 patata pequeña y mezcla con 1 huevo batido, agrega un poquito de leche y espesa con harina común, con lo que te resultará una crema espesa.

Puedes optar por endurecerla y hacer pequeñas bolitas, o verter la crema con una cucharita, de a poquito, en el caldo hirviente.

Otra forma de verter la preparación en la olla es agujereando una lata con varios agujeros, llenarla con la preparación y mover con la cuchara para que vayan cayendo como gotas al caldo hirviente.

A la mezcla puedes, para hacerla más nutritiva, agregarle germen de trigo, salvado de avena, avena fina, harina de arvejas, sésamo, etc.

Ingredientes:

  1. 1huevo
  2. 1 pocillo de leche
  3. 200gr de harina común o integral
  4. verduras o cereales agregados
  5. caldo para sopas

Pizza integral

pizza-integral-natural

La pizza integral se hace exactamente igual que la pizza blanca o tradicional, sólo que agregándole un 50% de harina integral a la masa.

La pizza integral es mejor que la blanca en el sentido de que alimenta más, contiene fibra, puede realizarse con salvado de trigo o de avena, agregarle también germen de trigo, harina de centeno o, simplemente, harina integral.

Para que no salga la masa muy pesada y leve bien, se mezclan la harina blanca común con las otras harinas integrales o con salvados en un 50 y 50, logrando así la necesaria levedad de la masa, su levado, su obtención de aire y liviandad.

Las diferentes cubiertas son a elección, pudiendo ser de tomate y muzzarella, queso y cebollas, roquefort, hongos, salame, jamón, tomates y ajo, etc.

Coloca las harinas en forma de corona sobre la mesa, añade en el centro el aceite y la sal, y aparte, en un bol, desmenuza la levadura fresca con un poco de agua o leche tibias para diluirla, tapa y espera a que espume.

Coloca la levadura diluida en el centro de la corona y comienza a mezclar los líquidos con la harina, agregando agua tibia en cantidad necesaria hasta formar un bollo suave y compacto, muy bien amasado y flexible.

Cuídalo de las corrientes de aire y el frío, cubre con plástico o film y tapa con una manta.

Deja levar durante 1 hora.

Divide la masa en la cantidad de pizzas que realizarás, ten en cuenta que con un kilo de harina te salen 4 pre pizzas.

Hornea de ambos lados y guarda para otra ocasión las pre pizzas, u hornea de un lado, la das vuelta, le colocas el relleno y la regresas al horno hasta que el queso se derrita.

Ingredientes:

  • 1k de harina blanca común
  • 1k de harina integral, o de centeno
  • 50g de levadura fresca
  • 1,1/2  pocillos de aceite de maíz o girasol
  • 2C de sal fina
  • Agua tibia cantidad necesaria