Pollo al vino blanco:

El pollo es sin dudas una carne que permite prepararse de tantas maneras como cocineros existan. La carne blanca es ideal por su bajo contenido graso por lo que es muy recomendable para aquellos que cuidan la línea. Este pollo al vino blanco puede ser una buena alternativa para una cena o almuerzo familiar.

Preparación:

Sazonar las presas del ave con sal y pimienta y en una cacerola saltearlas en aceite caliente hasta dorarlas parejas. Verter en el recipiente el vino y el extracto de carne disuelto en un poco de caldo caliente junto la salsa kétchup; dejar reducir la salsa unos minutos revolviendo cada tanto.

Aparte, preparar las garnituras: calentar las arvejas en manteca, freír las papitas y los aros de cebolla pasados por harina en aceite.

Presentar las presas del ave en el centro de una fuente, rociadas con su salsa y rodearlas disponiendo las diferentes verduras en grupo, separando cada uno de ellos con un ramito de perejil fresco. Cuidar que llegue todo bien caliente a la mesa.

Ingredientes (6 porciones):

  • 1 pollo en presas
  • Aceite
  • Sal
  • Pimienta
  • 1 vaso de vino blanco
  • 1 cdita de extracto de carne
  • 1 cda de salsa kétchup
  • Arvejas
  • Papas a la cucharita
  • Cebollas en rodajas
  • Harina

Guarnición:

  • Arvejas
  • Papas a la cucharita
  • Cebollas en rodajas
  • Harina