Remolachas “a la mode”

Las remolachas aportan importantes vitaminas y minerales que no deben faltar en la alimentación de cualquier persona. Ofrecen un sabor dulce, que al combinarlo con ingredientes salados es posible saborear de un plato exquisito. En esta ocasión presentamos una alternativa original para preparar las remolachas y disfrutar de una comida deliciosa.

Preparación:

Pelar las remolachas y cortarles una rodaja de la parte de las hojas; ahuecarlas con un cuchillito afilado. Preparar una salsa blanca con la manteca, harina y leche, agregar sal, pimienta, nuez moscada, dos cucharadas de queso rallado, el jamón y la carne cocida picada. Rellenar las remolachas con esta preparación, ponerlas en una fuente de horno enmantecada y cocerlas a horno moderado durante media hora. Servirlas bien calentitas.

Ingredientes:

12 remolachas grandes.

50 grs de manteca.

50 grs de harina.

½ litro de leche.

½ taza de carne cocida picada.

50 grs de jamón picado.

Sal

Pimienta.

Nuez moscada.

Queso rallado.

Budín esponjoso

Un buen budín para esas tardes de lluvia o cuando recibimos visitas inesperadas es, sin dudas, la mejor opción. Este budín es muy fácil de preparar y es verdaderamente delicioso. No lleva mucho tiempo y podemos conservarlo para cuando lo necesitemos en el congelador.

Preparación:

Separar las yemas de las claras en dos tazones. Agregar a las yemas el azúcar y batirlas hasta que estén de color limón. Añadir la esencia de vainilla.

Tamizar la harina con la fécula y el polvo de hornear; incorporar estos ingredientes al batido de yemas, uniendo bien.

Batir las claras a punto de nieve bien firme y agregarlas a la preparación mezclando muy suavemente para no bajar el batido. Verte todo en una budinera facetada, con un tubo, llenándola hasta sus ¾ partes. Introducir el molde en horno de temperatura moderada y cocinar el budín durante una hora, aproximadamente.

Desmoldarlo luego sobre rejilla y dejarlo enfriar. Colocarlo en un plato y rociarlo con el almíbar de los duraznos o de las cerezas. Decorar con dichas frutas y servir el budín solo o acompañado de crema chantillí o merengue italiano a gusto.

Ingredientes:

  • 6 huevos
  • 180 grs de azúcar molida
  • 1 cdita de esencia de vainilla
  • 100 grs de harina
  • 50 grs de fécula de maíz
  • 1 cdita de polvo de hornear
  • Duraznos o damascos en almíbar
  • Cerezas en almíbar

Pastel de duraznos

Un buen pastel de frutas es la mejor opción para un postre fresco, liviano y delicioso. Este pastel de duraznos es ideal para aprovechar la fruta de temporada y preparar un manjar dulce que sin dudas disfrutarán en familia. Puede servirse como postre o bien por la tarde acompañando un rico te.

Preparación:

Para la masa mezclar la harina con el polvo de hornear. Batir en un tazón el huevo con la leche y el azúcar. En otro tazón, agregar la manteca a la harina y deshacerla rápidamente con las manos hasta que se reduzca al tamaño de granos de arroz. Verter los ingredientes húmedos en el centro de la mezcla de harina, mientras se revuelve con una cuchara o espátula de madera. Enmantecar un molde para pastel y colocar la masa en él, haciéndola adherir al mismo con ayuda de los dedos enharinados. Pelar los duraznos, cortarlos en gajos y colocar estos en el interior del pastel.

Para la crema, batir las yemas con el azúcar, luego agregar la leche y la esencia. Verter la mezcla sobre los duraznos. Introducir en horno a temperatura moderada hasta que se note la masa suavemente dorada y el relleno firme. Si se desea se puede cubrir con claras batidas a punto de nieve bien firmes. Una vez cubierto el pastel con el merengue en forma de picos, introducir en horno bien fuerte para dorar la superficie.

Servir bien frio.

Ingredientes:

Para la masa:

  • 200 grs de harina
  • ½ cdita de polvo de hornear
  • 1 huevo
  • 50 grs de leche
  • 3 cdas de manteca
  • 1 cda de azúcar
  • 6 duraznos
  • 2 yemas
  • 150 grs de leche
  • Esencia de vainilla a gusto

Para la crema:

Empanaditas para copetín

Una buena entrada de mesa tiene que ofrecer estas mini empanaditas. Las empanaditas de copetín son una alternativa muy apropiada para una entrada de mesa o para alguna celebración sencilla con algunos bocadillos ligeros. Los rellenos pueden variarse de acuerdo a las preferencias.

Preparación:

Preparar la masa agregando la harina, la leche, la sal, el azúcar y la manteca; tomar bien la masa hasta que quede unida, estirarla y cortarla en redondeles. Aparte, cocinar las cebollas enteras en agua salada; cuando estén cocidas, picarlas y saltearlas en manteca y el aceite, añadiéndole el jamón picado, sal y pimienta. Una vez todo cocido, dejarlo enfriar y agregar los huevos duros picados y el queso rallado; mezclar todo bien y rellenar las empanadas; humedecer el borde de los redondeles y pegar bien la masa contra el relleno para que no quede aire; hacer el repulgue. Ponerlas a cocinar sobre placas el horno de temperatura mediana; a los 10 minutos retirarlas, espolvorearlas con azúcar y volver a ponerlas en el horno hasta que se doren.

Ingredientes:

  • ½ kilo de harina
  • ½ taza de leche
  • ½ cdita de sal
  • 1 cda de azúcar
  • 250 grs de manteca
  • 3 cebollas
  • 2 huevos duros
  • 2 cdas de queso rallado
  • 1 cda de jamón crudo picado
  • ½ cda de manteca
  • ½ cda de aceite
  • Sal
  • Pimienta
    • Azúcar para espolvorear

Milanesas al horno

Milanesas al horno

Las milanesas son especiales para preparar y guardar en el congelador para tener en casos de apuro. Las milanesas al horno son fáciles de preparar y pueden acompañarse de múltiples guarniciones como papas fritas, puré, ensaladas, etcétera. También pueden prepararse con queso, napolitanas o con diferentes tipos de salsas. Además, al cocinarlas en el horno son mucho más sanas debido a que no acumulan aceites ni grasas.

 Preparación:

Cortar las milanesas para darles el mismo tamaño y forma. Pasarlas por dos cucharadas de harina y luego por dos huevos batidos con sal y perejil picado. Por último, pasarlas por pan rallado hasta que queden completamente empanadas. Extender salsa blanca espesa y dejar enfriar. Cortar medallones del tamaño de las milanesas y colocar en una fuente para horno enmantecada. Encima de los medallones colocar una rodaja de queso Gruyere. Llevar a horno caliente hasta que las milanesas estén bien cocidas. Colocar los medallones sobre las milanesas y dejar calentar en el horno unos minutos más. Cubrir por encima con una salsa de tomate liviana.

Ingredientes:

  • 1 kilo de carne para milanesas
  • Dos cdas de harina
  • 2 huevos
  • Sal y perejil picado a gusto
  • Pan rallado c/n
  • ½ litro de salsa blanca
  • 180 grs de queso Gruyere
  • Salsa de tomate