Crema de apio

El apio es un vegetal muy apropiado para aquellos que están cuidando la línea. Es sumamente hipocalórico y aporta propiedades nutricionales muy útiles para el organismo. Además, el apio es muy sabroso y económico, por lo que es posible preparar platos deliciosos con este vegetal.

Esta crema de apio es muy sencilla de elaborar y es ideal como entrada de mesa, especialmente en días de temperaturas más bajas. La crema de apio puede servirse en cazuelas decoradas con pequeñas pencas y hojas del mismo vegetal.

Preparación:

Cortar el apio en trozos y las papas en rodajas; saltearlos en la manteca, en cacerola tapada, cuidando que no se doren. Agregar el caldo caliente y cocinar con la cacerola tapada, hasta que las hortalizas estén bien tiernas. Licuarlas con un poco de caldo, dejando el resto en la cacerola, sobre el que se verterá luego lo licuado; añadir la leche, sazonar, mezclar muy bien y hervir. Servir espolvoreando la superficie con hojitas de apio picadas.

Ingredientes (para 6 personas):

½ kilo de apio tierno

¼ kilo de papas

3 cdas de manteca

1 y ¼ litros de caldo

1 taza de leche hirviendo

Sal

Pimienta

Hojitas de apio picadas fino

Sopa Juliana

Nada mejor que una sopa para esos días de frio en los que tenemos la oportunidad de quedarnos en casa. Una sopa siempre es un alimento muy nutritivo y liviano, que aporta toda le energía necesaria para seguir el día. Es especial para preparar como entrada de mesa o bien para disfrutar de una almuerzo o cena ligeros en familia.

Esta sopa Juliana no lleva muchos ingredientes y es muy rendidora, por lo que resulta económica y de gran sabor.

Preparación:

Cortar todas las hortalizas en tiritas muy dinas. Poner la manteca en una cacerola y fundirla sobre fuego moderado. Saltear en ella el puerro, la zanahoria y la papa hasta que comiencen a dorarse. Verter el caldo hirviendo y el resto de las hortalizas. Sazonar, tapar la cacerola y continuar la cocción sobre fuego moderado durante media hora. Servir adornando la superficie con ramitas de perejil.

Ingredientes (para 4 personas):

  • 100 grs de manteca
  • 1 puerro
  • 1 zanahoria
  • 1 papa
  • 1 tallo de apio tierno
  • 2 hojas de acelga
  • 1 litro de caldo
  • Sal
  • Pimienta
  • Ramitas de perejil

Pavita a la crema

Pavita a la crema

La pavita es una carne blanca deliciosa. Es tradicional en algunas celebraciones y no necesita un gran trabajo para prepararla correctamente. Es importante el tiempo de preparación y el acompañamiento que puede ser muy variado.

En esta oportunidad la pavita se servirá con una salsa de crema de leche y una guarnición de hortalizas frescas, ideales para cualquier reunión especial.

Preparación:

Atar la pavita para darle buena forma y ponerla en una cacerola con 100 grs de manteca caliente. Cuando esté dorada de todos lados, bajar el fuego y tapar el recipiente. Dejar cocinar durante 45 minutos a fuego suave, bañándola frecuentemente con el jugo. Condimentar con sal y pimienta. Pelar las cebollitas o cortarla en rodajas gruesas. Pelar las papas o patatas y cortarlas en cuatro partes gruesas. Derretir el resto de la manteca en una sartén y cocer las verduras a fuego suave. Condimentar con sal y pimienta. Colocar el contenido de la sartén en la cacerola con la pavita, tapar y cocinar durante 45 minutos más. Al servir, añadir la crema de leche y una cucharada de páprika. Calentar sin que llegue a hervir.

Para facilitar la cocción del ave puede agregar un poco de caldo en la cacerola. Si el ave es muy gorda, desgrasar un poco la salsa antes de añadir la crema.

Ingredientes:

  • Una pavita pequeña
  • 75 grs de tocino flaco
  • 10 cebollitas
  • 20 zanahorias pequeñas
  • Diez papas
  • 300 grs de manteca
  • 100 grs de crema de leche
  • Sal
  • Pimienta
  • Páprika