Huevos de Pascua, paso a paso

Los huevos de pascua son un poco delicados para realizar, pero basta poner atención al paso a paso y, sobretodo, al derretido y templado del chocolate, para que todo salga bien.

Trabajar con el chocolate adecuado también es muy importante y con la cantidad necesaria, no debes trabajar con poco material porque si haces los huevos muy finos van a romperse con demasiada facilidad.

Es muy lindo rellenar los huevos de pascua, puedes ponerles dentro:

  1. trufas
  2. chocolatines
  3. pastllas de chocolate
  4. maní con chocolate
  5. mentas
  6. confites
  7. juguetes
  8. bombones
  9. monedas de chocolate
  10. huevos pequeños de pascua

Y todo aquello que tu imaginación te dicte, y que pueda alegrar a quien reciba tu huevito de regalo.

Para recordar el paso a paso sería así:

  1. Elegir el chocolate cobertura
  2. Picar el chocolate con cuchillo
  3. Tener preparados los rellenos
  4. Tener el agua lista a 55º o 60º y trabajar con la hornalla apagada
  5. Recordar que al baño de maría va solamente la mitad del chocolate, la otra parte se derrite al contacto con esta
  6. Disolver el chocolate batiendo
  7. Preparar los moldes
  8. Limpiar los moldes con alcohol y secar
  9. Tomar una porción de chocolate con pincel
  10. Pincelar en el sentido de las agujas del reloj
  11. Cuidar que esta primera cobertura cubra bien
  12. Con cuchillo o espátula limpiar bien los bordes siempre de restos de chocolate para que no se partan al desmoldar
  13. Dejar paraditos para que se sequen
  14. Mirar al trasluz para ver dónde está más fino
  15. Con la segunda capa de chocolate cubrir las partes más finas
  16. Las pinceladas en sentido de las agujas del reloj reforzando los bordes
  17. Dejar secar paradito al revés que la primera vez para que lo que decanta lo haga en forma pareja
  18. Dejar secar boca abajo
  19. Llevarlo al refrigerador en la parte de abajo de este
  20. Fijarse que para desmoldar debe estar opaco parejo sin partes oscuras (que aún están pegadas)
  21. Desmoldar presionando levemente una punta
  22. Rellenar una mitad
  23. Sellar apoyado o en la mano pincelando el borde de forma pareja con choclate derretido y tibio
  24. Pegar la otra mitad
  25. Pincelar el borde para que quede prolijo
  26. Dejar secar apoyado

Diseños de huevos de pascua

Los huevos de pascua son divertidos, el hacerlos diferentes y caseros puede hacer la diferencia…

Recuerda que es importante el momento del derretido y templado del chocolate.

Para realizarlos necesitas moldes y para decorarlos mucha imaginación:

Puedes decorarlos con glacé real de colores y también pintándolos con pinturas vegetales para tortas, que vienen en polvo, pasta y líquidas.

Para pintarlos ten en cuenta la base o sea el color propio del chocolate, de esta forma, si trabajas sobre chocolate negro tienes una base marrón oscura y utilizarás color blanco y tonos claros.

Si haces los huevos con chocolate blanco puedes utilizar una mayor gama de colores para pintar.

Otra opción si no te atreves a la pintura con tintes comestibles es simplemente envolver adecuadamente tus huevos de pascua en papel metalizado de colores y atarlos con un moño de seda del mismo color, quedarán delicados, brillantes, festivos y elegantes.

Diferentes y muy modernos serán tus huevos de pascua si juegas con la forma en lugar de jugar con los colores, asi lograrás huevos con mayor personalidad, especial para regalar teniendo en cuenta los gustos de los homenajeados.

Importante también es que te sientas cómodo trabajando, por ellos ármate con cartones soportes hechos con tiras pegadas a una bandeja o superficie plana donde trabajar, ya sea pintando, decorando con glacé real o dibujando tus huevos para pintar o decorar luego.

Esta plantilla te muestra diferentes diseños planos para que traslades a la superficie curva de los huevos, primero con lápiz y luego con el material decorativo que elijas.

Por último, si realizas huevos grandes de pascua es interesante y bello rellenarlos con huevos pequeños, o utilizar de contenedor de un grupo de huevos pequeños medio huevo grande, a modo de cazuelita.