Melón relleno

Cuando hace calor nada como refrescarse con frutas, sin embargo la simple fruta puede llegar a cansar o no es muy bien vista si la presentas sin decoración…

Para estos casos puedes preparar un delicioso melón relleno, a modo de postre o simple gusto en una tarde estival con amigos.

Corta una tapa horizontal al melón y con ayuda de una cuchara ahueca y retira pulpa, semillas y jugo.

Separa las semillas y descártalas y lleva la pulpa y el jugo a la licuadora.

Añade también crema o nata de leche y gelatina de melón, licúa y rellena el melón.

Lleva al refrigerador hasta que la gelatina se ponga sólida.

Corta en porciones con cuidado y decora con ensalada de frutas y una bocha de helado y copete de crema chantilly.

Otra opción es conseguir en el mercado pequeños melones para rellenar con la misma receta y sin cortarlos, servir de forma individual coronados con crema y alguna fruta de tu elección.

Esta preparación puedes servirla con vino blanco o champagne, y ser la sensación de un atardecer caluroso o el postre de una cena de lasagna de jamón y queso con salsa de carne

Ingredientes:

  1. 1 melón grande
  2. 2 sobres de gelatina de melón o kiwi, o 1 y 1
  3. 100g de crema de leche o nata de leche
  4. ensalada de frutas
  5. helado de crema
  6. crema chantilly

Sopa crema de espinaca

Para hacer una nutritiva sopa crema de espinaca prepara primero el caldo casero o un caldo deshidratado en polvo o en cubos.

Una vez que tengas tu caldo bien caliente coloca dentro las hojas de espinaca previamente lavadas y retíralas inmediatamente, verás que ahora están blandas.

Puedes cocinar aparte los cabos o pencas o tallos de la espinaca que son un poco más duros y picarlos o molerlos una vez cocidos y agregar a las hojas.

Luego coloca esto, las hojas y los tallos cocidos, en la licuadora o muele con el mixer junto a un pote de crema o nata.

Agrega este licuado al caldo y calienta.

Si lo deseas más espeso puedes agregarle 1 o 2 cucharaditas almidón de maíz, previamente disuelto en  medio pocillo de agua o leche fría, y cocinas todo junto hasta que la sopa se espese.

Ya tienes lista tu sopa crema de espinaca, cremosa, natural y con todo el hierro (que contienen las hojas verdes de la espinaca y que solamente has ablandado o blanqueado al colocarlas en el caldo caliente, al no estar hervidas se conservan todas las vitaminas y minerales).

La sopa crema de espinaca puede acompañar un rico solomillo de cerdo, maridado con vino tinto.

Ingredientes:

  1. 1 atado de espinaca lavado
  2. 1l de caldo caliente
  3. 1 pote de crema de leche o nata de leche
  4. 2 c de almidón de maíz
  5. 1/2 pocillo de agua o leche fría para disolver el almidón de maíz
  6. sal y pimienta

Caldo de verduras

Para realizar un caldo de verduras natural, rico y nutritivo, basta con que elijas las verduras que más te gusten, de esas les pones más pero el truco es el siguiente:

  • Tienes que emplear como mínimo 5 verduras
  • Salvo que no te agrade es imprescindible ponerle a tu caldo de verduras 1 rama de apio con hojas y todo
  • Elije las verduras por sus variados colores, cuanto más colores tenga el caldo más rico

Corta en trozos grandes las siguientes verduras:

  • zanahorias
  • apio
  • calabaza o zapallo
  • pimiento verde o rojo
  • zapallitos verdes o zuquini
  • puerros, cebollas o cebollines
  • cabos o pencas de acelga o espinaca (no las hojas porque son muy fuertes)
  • ajo entero y con piel

Cocinas todo en abundante agua con sal y pimienta y listo, cuando las verduras estén tiernas, cuelas y ya tienes tu caldo de verduras casero.

Tu caldo puedes freezarlo en varios recipientes para preparar: sopas, guisos y estofados.

Si lo deseas pasa por la licuadora o el mixer las verduras e incorpóralas nuevamente al caldo, con esto lograrás un caldo espeso y muy nutritivo.

Si le agregas 1 lata de arvejas y luego licúas obtendrás una sopa ligera de arvejas (también puedes espesar con crema o nata de leche o almidón de maíz para lograr una sopa crema)

El caldo con carne se obtiene de la preparación del puchero criollo.

Ingredientes:

  1. 1 zanahoria grande
  2. 1 cebolla
  3. 200g de calabaza
  4. 2 dientes de ajo
  5. algunas pencas o tallos de acelga
  6. 1 rama de apio
  7. 1 zapallito o zuquini
  8. 2 hojas de laurel
  9. sal y pimienta
  10. 1 pimiento de tu gusto

Tarta de camarones y champignones

La tarta de camarones es un plato muy elegante, y pueden hacerse tartitas individuales o pequeños canapés con la misma receta, que resultan aún más delicados en su presentación.

Con la masa de tartas casera se logra un sabor y una textura que no se pueden hallar en una masa comprada, contiene menos grasa, es sin conservantes y puedes hacerla integral o de varios cereales.

Para el relleno rehoga en la mantequilla las cebollas y los puerros todo cortado muy finamente, una vez estén transparentes se agrega el vino blanco, los champignones y los camarones, salpimenta a gusto.

Deja enfriar bien para que, al agregar los huevos estos no cuajen con el calor del relleno.

Una vez frío agregar la nata, los huevos batidos y la cucharada de almidón de maíz.

Para la masa se realiza mezclando los líquidos y agregando harina hasta formar una masa suave. Amasar bien y reservar en la heladera hasta que pierda el calor que le dimos con las manos.

Una vez fría la masa estirar muy fina y forrar los moldes previamente enmantecados y enharinados (varios moldes pequeños o un molde grande).

Repartir el relleno en los moldes y hornear en horno precalentado hasta que el relleno esté sólido y la cubierta levemente dorada.

Adornar la/s tarta/s con camarones frescos y ciboulette picada.

Ingredientes para el relleno:

  • 50g de mantequilla 2 cebollas grandes
  • 2 puerros enteros con sus partes verdes
  • 2 huevos
  • sal y pimienta
  • 1 frasco de champignones o 100g de champignones frescos
  • 250g de camarones frescos
  • ciboulette para decorar
  • 250g de nata o crema de leche
  • 1C de almidón de maíz

Ingredientes para la masa:

  • 1/2 pocillo de aceite neutro
  • 1 pocillo de leche
  • 2 pocillos de vino blanco helado
  • harina leudante cantidad necesaria para estos líquidos

Tortellini de pollo

Los tortellinis de pollo son una pasta rellena de origen italiano, la masa es la masa básica de pastas y el relleno puede hacerse ligth con mucha facilidad.

Acompañados de la salsa de tu preferencia los tortellinis de pollo son un plato sabroso y puede realizarse para niños con mantequilla o nata de leche y queso rallado.

La masa básica puede realizarse también sin huevo, preferencia que tienen los vegetarianos y personas con colesterol.

Una vez que tengas preparada la masa la dejas descansar para que sea más fácil estirarla.

Entre tanto prepararás el relleno de los tortellinis:

Hierve 1 pechuga de pollo y muele con máquina o pica finamente a cuchillo.

Rehoga 1 cebolla chica picada muy finamente.

Luego mezclas el pollo con la ricota, el huevo, el queso parmesano, el perejil picado y el pan rallado. Mezcla bien para que los ingredientes se integren formando una masa compacta.

Estira la masa hasta que sea bien fina y corta círculos con la misma de 4cm de diámetro, coloca 1/2 cucharadita de relleno en medio de cada círculo de masa, moja levemente los bordes y dobla formando una empanadita pequeña.

A continuación toma las puntas y únelas formando un pequeño ombligo.

Pon abundante agua con sal a hervir en una olla grande, cuando el hervor rompa a borbotones grandes echa los tortellinis a la olla y cocina durante 5 minutos.

Cuela y salsea con tu salsa preferida.

Ingredientes del relleno:

  1. 120 g de pechuga de pollo
  2. 1 cebolla chica
  3. 2 cucharadas de parmesano
  4. 1 pizca de pimienta molida
  5. 1 huevo batido
  6. Sal y pimienta
  7. 2 cucharadas de perejil
  8. 150g de ricota o requesón
  9. 50g de pan rallado