Sandwich casero con ajo

Para una ocasión en que no desees cenar pizza con tus amigos, pero que ellos esperen este tipo de menú, puedes realizar unos riquísimos sandwiches caseros con ajo, muy sabrosos y con los mismos ingredientes de la pizza:

Prepara la masa de la pizza con el agregado de salvado o utilizando la receta de pan casero integral, hornea panes individuales, uno para cada comenzal tratando de que resulten algo planos.

Corta tomates en rodajas grandes y condimenta con sal, orégano, limón y aceite de oliva.

Ten listo en una fuente o madera para llevar a la mesa, rodajas de queso semiduro o mozarella fileteada.

Prepara un aderezo con mayonesa y ajo, tipo alioli en abundancia.

Lleva todo a la mesa, los panes previamente cortados y que cada uno se prepare su sandwich a su gusto.

Puedes agregar u bol con aceitunas picadas, otro con ajo picado, otro con sardinas, otro con cubitos de jamón cocido, etc. todos ingredientes habituales de la pizza.

Sorprenderás a tus invitados muy satisfactoriamente.

Ingredientes:

  1. queso de máquina
  2. mozzarella
  3. pan casero
  4. aceitunas
  5. huevos duros
  6. tomates cortados
  7. pechuga de pollo grillada
  8. sardinas
  9. ajos picados
  10. orégano
  11. aceite de oliva
  12. jamón cocido

Pancitos rellenos, una opción para la pizza

Con el mismo relleno con el que cubres la pizza, y todas sus variaciones, puedes rellenar los pancitos rellenos.

Los panes rellenos pueden ser individuales o grandes. A estos últimos conviene realizarlos arrollados para que luzcan mejor al cortarlos y presentarlos en la mesa.

La receta de pan casero o de masa de pizza es la que se utiliza para hacer los pancitos rellenos.

Después de dejar leudar la masa del pan estírala para acomodar el relleno, luego enrolla y sella las puntas para que el relleno no se pierda en el horno.

Pinta con huevo batido y hornea a fuego moderado en horno precalentado.

Para realizar una masa blanca de pan blanco utiliza harina común, aceite, levadura de  cerveza, sal y agua o leche tibia para unir, recuerda dejar leudar por 1 hora antes de estirar y rellenar, y que el levado sea en lugar tibio y bien tapado.

Posibles rellenos:

Relleno 1

  • Tomates naturales fileteados
  • cebolla rehogada
  • muzzarella
  • aceitunas verdes

Relleno 2

  • puré de calabaza
  • queso rallado
  • queso blando

Relleno 3

  • pechuga de pollo picada y salteada con cebollas
  • jamón cocido picado
  • champignones fileteados

Relleno 4

  • Pimientos de 3 colores rehogados
  • aceitunas negras descarozadas
  • anchoas picadas

Relleno 5

  • jamón cocido o crudo en fetas
  • queso cortado en máquina en fetas
  • mantequilla untada en la masa con orégano
  • tomates frescos o secos

Piña colada con pechuga al licor

La piña colada es un trago fresco que suele acompañar cocteles, fiestas y encuentros con cierto glamour…

Sin embargo puedes prepararla para acompañar una rica pechuga al licor, con una guarnición natural, en una noche de verano que desees agasajar o agasajarte con un menú especial, fuera de lo común y bien original.

Prepara la pechuga al horno o a la plancha, bien cocida pero sin que se seque y reserva.

Aparte realiza un almíbar con agua, azúcar, pimientos picados, una pizca de sal y licor de mandarinas; cuando espese y brille como mermelada ya está listo y es muy práctico para reservar en la heladera y especial para acompañar carnes blancas y para los amantes de los sabores agridulces.

Con este almíbar de ají y mandarina pintarás las pechugas al servirlas frías o calientes, y colocarás en un platito en la mesa por si algún comensal gusta agregar un poco más.

Como guarnición prepara una ensalada cruda de tomates cherry y papas o patatas hervidas y al natural, con apenas sal y aceite neutro.

Acompaña este menú simple y delicioso con una piña colada que será, la reina de la noche…

Ingredientes por porción:

  • 1 pechuga de pollo
  • 1/2 pimiento rojo
  • 2 patatas medianas
  • licor de mandarinas
  • agua
  • azúcar
  • sal y pimienta
  • piña colada