Huevos revueltos a la portuguesa

Unos ricos huevos revueltos a la portuguesa acompañan muy bien unas jugosas costillas de res, sabrosos bifes a la plancha, asados a la parrilla, es decir: todo tipo de carnes rojas.

Una portuguesa tradicional lleva tomates, pimientos y cebolla, tu revuelto entonces también.

Primero corta los vegetales en fina juliana sin mezclarlos, por aceite de oliva a calentar en la sartén o el wok y fríe primero las cebollas, puedes mezclar cebollas, blancas, amarillas y violetas o moradas, que tienen distintos sabores e intensidades lo cual enriquece mucho tu receta.

Una vez que la cebolla comience a transparentar agregas los pimientos cortados muy finos, para que se cocinen velozmente, aquí también puedes jugar con colores y sabores diferentes agregando pimientos verdes, rojos y amarillos.

Por último añade los tomates, el orégano, sal y pimienta y revuelve bien.

Cuando veas que casi están listos los vegetales añade los huevos, batidos si te gusta que salga suave y parejo, sin batir si te agrada más que la clara se note claramente y la yema también (en este caso no revuelvas hasta que todo comience a coagular para que los huevos se cocinen en trozos y no como crema).

Sirve esta receta con vino tinto malbec o agras (jugo de uvas sin alcohol) y de postre un delicioso budín de pan casero

Ingredientes:

4 huevos

1 pimiento rojo

1 pimiento amarillo

1 pimiento rojo

3 tomates o jitomates

1 cebolla morada

1 cebolla amarilla

1 cebolla blanca

sal, pimienta y orégano

Pechugas rellenas

El pollo tiene grandes posibilidades en la cocina, pueden hacerse guisados, en las brasas, en el horno, relleno, a la plancha, con salsas o solo; utilizando los huesos y la carcaza para realizar caldos y fondos que se emplean en otras preparaciones como salsas y sopas, o, simplemente, como una salida ràpida teniendo la precausión de tener siempre en el freezer un pollo limpio, trozado y libre de piel para aumentar una comida o preparar un bocadillo rápido.

La simple cocción a la plancha de una presa de pollo congelada, en minutos nos brinda un almuerzo veloz.

Las pechugas pueden rellenarse muy fácilmente y ser presentadas en minutos en la mesa, como una receta especial:

Corta las pechugas a lo ancho, como para hacerlas más delgadas, sin terminar el corte y ábrelas.

En ese espacio abierto coloca lo que gustes de:

  1. cebollas crudas o rehogadas cortadas finamente
  2. tomates en rodajas
  3. pimientos o chiles cortados en tiras
  4. queso
  5. jamón cocido o crudo
  6. aceitunas descarozadas
  7. ciruelas secas
  8. pasas de uvas sin semillas
  9. rebanadas de zapallitos o berenjenas cocidos
  10. pikles

Otra posibilidad de relleno de la pechuga, original y divertida es hacer previamente un sandwich con pan de miga o lactal descortezado con:

  • mayonesa por ambos lados de los 2 panes
  • queso
  • jamón
  • tomate

Colocar el sandwich dentro de la pechuga condimentada con mayonesa, orégano y sal, cerrar con pinchos o mondadientes, y cocinar al horno o a la plancha.

Esta receta puedes hacerla también con pechugas de gallina, y en lugar de tapar el relleno, arrollarlo.

Humita en zapallo, recetas del bicentenario

Para festejar bien el bicentenario argentino, una idea es realizar recetas criollas acordes a la fecha, como una humita en zapallo, deliciosa y muy fácil de hacer.

Primero elije un zapallo criollo que entre en tu horno, y tenga buena base ya que servirá de fuente.

Luego le quitas la “tapa” , retiras las semillas, pon sal, pimienta y nuez moscada,  y pedacitos de manteca y llevas a horno moderado hasta que la pulpa esté tierna, y lo reservas.

Aparte cocina en aceite la cebolla y los ajíes picados, agrega el tomate picado, sal, pimienta, azúcar, la carne cortada en cubitos pequeños y las latas de choclo cremoso.

Cocina a fuego lento agregando, de ser necesario, algo de caldo para que no se seque.

Cuando ya esté listo, pones este relleno dentro del zapallo y llevas a horno para que se caliente todo y se gratine.

Un secretito: rellenar con la humita caliente para que el proceso resulte más rápido, y agregar trocitos de queso cuartirolo al relleno.

Llevar directamente a la mesa el zapallo relleno en una fuente plana, y servir sin cortar la cáscara del zapallo, sino o tomando un trozo de la pulpa del zapallo y del relleno para cada porción.

Ingredientes:

  • 1/2 kg de cebollas
  • 200g de cebolla de verdeo
  • 1 zapallo criollo grande
  • 100g de manteca
  • sal
  • pimienta
  • nuez moscada
  • 1 pocillo de aceite
  • 2 ajíes o pimientos
  • 2 c de azúcar
  • 1 lata de tomates
  • 2 latas de choclo cremoso
  • 1 k de carne de falda
  • 1/2 k de queso cuartirolo

Salsa portuguesa

La salsa portuguesa es una de las más tradicionales, utilizada en estofados y pastas, y con mucho éxito para carnes rojas.

Con la salsa portuguesa preparas pollo a la portuguesa y le das nueva vida a las carnes asadas.

Corta una cebolla grande en rodajas o juliana, y fríe junto a un pimiento verde y otro rojo también cortados en juliana con un chorro de aceite de oliva, agregarás 800gr de tomates triturados o puré de tomates, agregas los condimentos y cocinas hasta que los pimientos y cebollas estén bien tiernos, si se seca mucho agrega un poco de caldo de verduras.

Demoras unos 20 minutos en lograr una riquísima salsa portuguesa, para acompañar carnes estofadas a la cacerola, o carne que te sobró de otra preparación, de horno o parrilla.

Ingredientes:

  1. 1 cebolla grande
  2. 1 pimiento verde
  3. 1 pimiento rojo
  4. 2 dientes de ajo
  5. aceite de oliva
  6. laurel
  7. ají molido
  8. orégano
  9. sal
  10. caldo de verduras

Pancitos rellenos, una opción para la pizza

Con el mismo relleno con el que cubres la pizza, y todas sus variaciones, puedes rellenar los pancitos rellenos.

Los panes rellenos pueden ser individuales o grandes. A estos últimos conviene realizarlos arrollados para que luzcan mejor al cortarlos y presentarlos en la mesa.

La receta de pan casero o de masa de pizza es la que se utiliza para hacer los pancitos rellenos.

Después de dejar leudar la masa del pan estírala para acomodar el relleno, luego enrolla y sella las puntas para que el relleno no se pierda en el horno.

Pinta con huevo batido y hornea a fuego moderado en horno precalentado.

Para realizar una masa blanca de pan blanco utiliza harina común, aceite, levadura de  cerveza, sal y agua o leche tibia para unir, recuerda dejar leudar por 1 hora antes de estirar y rellenar, y que el levado sea en lugar tibio y bien tapado.

Posibles rellenos:

Relleno 1

  • Tomates naturales fileteados
  • cebolla rehogada
  • muzzarella
  • aceitunas verdes

Relleno 2

  • puré de calabaza
  • queso rallado
  • queso blando

Relleno 3

  • pechuga de pollo picada y salteada con cebollas
  • jamón cocido picado
  • champignones fileteados

Relleno 4

  • Pimientos de 3 colores rehogados
  • aceitunas negras descarozadas
  • anchoas picadas

Relleno 5

  • jamón cocido o crudo en fetas
  • queso cortado en máquina en fetas
  • mantequilla untada en la masa con orégano
  • tomates frescos o secos