Huevos al vino

Una buena alternativa como entrada de mesa o como acompañamiento de alguna carne roja son estos huevos al vino. Un plato muy original que nos permite ofrecer una forma diferente de preparar los huevos.

No es una preparación difícil y no se necesitan grandes habilidades culinarias para prepararlos. Ideal para una noche de reunión de trabajo o evento especial.

Preparación:

Hervir en el vino y el caldo, durante diez minutos, el ajo, la cebolla y condimentos. Retirar el ajo y cebolla y mantener el hervor.

Se han de preparar mientas tanto las rebanadas de pan, descortezadas y fritas en manteca, dispuestas en una fuente.

Revolver el líquido hirviente, hasta obtener un remolino, retirar la cuchara y verter en el centro y desde un platito un huevo. Dejar que la clara cuaje envolviendo la yema. Por efecto de la rotación del líquido no permitirá que aquella se expanda.

Retirar el huevo con la clara cuajada, pero la yema aún cruda (“poche”), con ayuda de una espumadera y colocarlo sobre la correspondiente base de pan. Repetir con los demás huevos.

Mezclar dos cucharadas de manteca con la harina y se le agrega un poco de líquido de la cocción; luego se vierte todo, revolviendo, en la cacerola y revolver hasta que hierva unos segundos. Probar esta salsa, sazonarla lo necesario y verterla sobre los huevos. Servir enseguida, solos o acompañando carnes asadas o fritas, de todo tipo.

Ingredientes:

  • ¼ litro de caldo
  • ¼ litro de vino rosado
  • 1 diente de ajo
  • Cebolla
  • Sal y pimienta a gusto
  • Manteca c/n
  • 6 rebanadas de pan
  • 6 huevos
  • 2 cdas de harina