Entremeses de navidad

entremeses-de-navidad

Preparar una mesa de entremeses de navidad es una excelente opción para diseñar una cena diferente, en la que muchos pueden colaborar trayendo sus bandejas de platos fríos, muchos se pueden preparar con anticipación y otros son simplemente cortar y decorar como los fiambres y los quesos.

También puedes presentar los entremeses servidos en vasitos, en la de construcción de alguna receta clásica de entrada de navidad, como el melón con jamón.

En este caso colocarás alguna ensalada verde entro del vaso, y coronarás el mismo con un pinche de melón envuelto en jamón crudo y decorado con una cereza, Una fuente de estos vasitos es muy cómoda para los comensales y una forma original de adornar y presentar uno de los entremeses de tu mesa de navidad o año nuevo.

Algunas de las recetas que puedes realizar para una linda y surtida mesa de entremeses de navidad pueden ser:

  1. piononos agridulces
  2. ensalada waldorf
  3. matambre arrollado
  4. tabla de quesos y fiambres
  5. ensaladas variadas
  6. lechón asado frío
  7. mini emparedados
  8. antipasto o salpicón
  9. jamones
  10. paté de berenjenas
  11. paté de queso philadelphia
  12. arrollado de cerdo
  13. frutas

entremeses-navideños

Mesa de entrada de quesos

mesa-entrada-quesos

Una mesa de entrada de quesos es una maravillosa opción para las fiestas de fin de año, elegante y sabrosa, que con algunos preparados especiales y poco trabajo puede hacerte quedar como un gran gourmet en una cena sofisticada.

Las tablas de quesos merecen especial atención en la forma de presentación, ya que se trata simplemente de cortar diferentes tipos de quesos en cubos. Puedes presentar los quesos en bloque y rodeados de cubitos del mismo tipo, sobre tablas de madera, o sobre fuentes con hojas verdes de lechuga, parra o brotes de soja.

En fuentes puedes presentar mitades de higos negros rellenos con queso roquefort.

En canastas puedes presentar tostadas, pancitos y grisines para untar con diferentes patés de queso philadelphia, queso crema con hierbas frescas, y salsa blanca con queso rallado y mayonesa.

Otra interesante opción es presentar una fondeau caliente de quesos, al menos 4 variedades, en el centro de la tabla de quesos con algunas verduras en cubitos o panes para untar.

Un escabeche de berenjenas o pimientos con quesos macerados es también otra opción interesante para enriquecer tu mesa de entrada de quesos.

Y una ensalada de tomates es muy buena combinación, con mucho orégano.

Es importante llevar los quesos a la mesa a temperatura ambiente habiéndolos retirado del refrigerador una hora antes protegiéndolo con un filme.

Ten en cuenta de poner en la mesa los quesos cortados o si deseas que lo corten los invitados, coloca un cuchillo por cada tipo de queso para que los más fuertes no contaminen a los más suaves.

La cerveza es un excelente acompañamiento de una mesa de entrada de quesos.

Es importante presentar una variedad de quesos entre 5 y 7 entre los que puede estar:

  1. Queso duro provolone
  2. Queso azul
  3. Queso con ojos como el gruyere
  4. Queso blando
  5. Quesos crema

Lasagna a los 4 quesos

lasagna
La lasagna es una pasta tradicional italiana, con gran éxito mundial y además, muy fácil de realizar, práctica y de gran rendimiento.

Puedes optar por comprar la lasagna seca que se vende en planchas que hay que hidratar, sigue las instrucciones de la caja y no dejes ninguna parte de la plancha seca sin salsa para que salga perfecto.

O puedes optar por realizar la masa de forma casera, lo cual es muy simple.

La receta de la masa es la misma que para los ravioles y sorrentinos, o sea 2 huevos cada medio kilo de harina cernida o tamizada (esto puede hacerlo fácilmente con un colador para arroz o colador de té), agua y aceite.

Formas la masa y la dejas reposar media hora antes de estirarla, la mejor manera de estirarla es con máquina pero también puedes hacerlo con un palote, palo de escoba o botella de vidrio vacía.

Calcula que los rectángulos de masa sean del tamaño de la fuente que llevarás añ horno, y fabrica 4 o 5 capas de masa.
Pon agua a hervir y cuando suelte el hervor coloca con cuidado un rectángulo de masa, déjalo 3 minutos y retíralo con cuidado con una espumadera, déjalo sobre plástico o la mesada enaceitada. Repite hasta que tengas cocidas todas las capas de masa y no las encimes porque se pegan.

Ahora dispón de la primera capa sobre la base en aceitada de tu fuente y cubre con ricota, queso parmesano rallado, fetas de queso y salsa de tomates triturados con orégano y aceite de oliva, luego otra capa y el mismo relleno y así hasta terminar con muzarella.

Lleva al horno hasta que la muzarella esté bien derretida.

La lasagna puedes acompañarla con vino tinto y un postre de higos en almíbar, o con cerveza negra y chocolates.

Ingredientes:

  • 1/2k de Harina común
  • 2 huevos
  • 500g de ricota
  • crema a gusto
  • 100g de queso parmesano rallado
  • 250g de queso en fetas
  • 6 tomates
  • Orégano
  • Aceite de oliva
  • 200g de muzarella
  • Y el postre elegido