Ravioles para copetín

Los ravioles son una de las pastas preferidas por todos. Nada mejor que un buen plato de ravioles con una salsa preparada en casa. Sin embargo, esta no es la única forma de disfrutar los ravioles.

En esta ocasión, prepararemos los ravioles como bocadillos de copetín o entrada de mesa para convidar a nuestros invitados o simplemente para disfrutar en familia antes de la comida. Los ravioles fritos son una verdadera delicia.

Preparación:

Separar los ravioles uno por uno y freírlos en abundante aceite caliente; sacarlos cuando estén doraditos, espolvorearlos con poquito azúcar y servirlos bien calientes. Es aconsejable colocarlos unos instantes en papel absorbente para retirar el excedente de aceite. El azúcar colocarla cuando están bien calientes para que se adhiera correctamente. Servir como entrada acompañando algún otro plato.

Ingredientes:

  • 1 caja de ravioles de pollo
  • Aceite c/n
  • Azúcar para espolvorear

Raviolines verdi

Los raviolines verdi son ravioles pequeños, o sea más delicados y elegantes, especiales para una entrada diferente o un plato principal con una especial decoración…

Los platos gourmet se caracterizan por emplear detalles pequeños, verduras de menor tamaño y todo tipo de delicattessen en pequeño formato.

Es así que para preparar los raviolines verdi necesitas un molde de ravioles pequeños.

La masa base es igual a la masa básica para pastas con el agregado de espinaca acelga procesada (hervida o cruda sin tallos) y el relleno que prefieras.

En este caso vamos a hacer unos raviolines verdes por dentro y por fuera, con un relleno de:

  • espinaca procesada en crudo
  • cabollas rehogadas y procesadas
  • ricota magra
  • nuez moscada y nueces molidas
  • azúcar morena
  • pan rallado
  • sal y pimienta

Mezclas todos estos ingredientes y bates bien hasta formar una pasta homogénea donde cada elemento se ha integrado perfectamente al resto, debe resultar una pasta espesa y seca.

Rellenas la masa verde de ravioles con esta pasta y formas los raviolines verdi.

Para utilizarlos como plato principal sírvelos calientes con salsa blanca o crema o nata de leche acompañando una pechuga de pollo, o un rol de cordero.

Para presentar los raviolines verdi como entrada puedes presentarlos tibios bañados con mantequilla y acompañando alitas de pollo acarameladas.

Otra opción es presentarlos sobre un colchón de hojas verdes y tomates cherry, con queso  rallado y aceitunas

Ingredientes:

  1. 1 paquete de espinaca
  2. 1 cebolla grande
  3. pan rallado cantidad necesaria
  4. 100g de nueces
  5. 50g de azúcar morena
  6. sal y pimienta
  7. 200g de ricota magra
  8. 1 pizca de nuez moscada

 

Raviolines de pollo

Los raviolines de pollo son ravioles pequeños rellenos con pollo, simplemente, más trabajosos, por su pequeño tamaño, pero asimismo más delicados, como todas las preparaciones que se presentan en forma diminuta.

También quedan muy bien en mesas gourmet de entradas y platos fríos delicados y especiales.

El vino que le queda muy bien a los raviolines de pollo es el blanco, espumante o seco, según tu gusto.

La masa de los raviolines de pollo es la masa básica para pastas.

El relleno de pollo para los raviolines se prepara de la siguiente forma:

  1. fríe en aceite de oliva las cebollas y cebollines picados
  2. Condimenta con orégano, romero y albahaca
  3. Agrega las pechugas picadas
  4. sal y pimienta
  5. cocina hasta que todo esté tierno
  6. agrega queso y pan rallado
  7. agrega 2 yemas de huevo
  8. procesa con multiprocesadora o minipimer hasta lograr una masa compacta y suave
  9. rellena la masa de raviolines y cierra bien
  10. hervir en abundante agua caliente con sal
  11. salsear con crema y emplatar

Para servir como entrada o plato frío puedes hervirlos o freírlos en aceite caliente, y salsear o no.

Ingredientes:

  • 2 pechugas de pollo
  • 1 cebolla grande
  • 1 cebolla de verdeo
  • sal, pimienta, albahaca, orégano y romero
  • queso y pan de rallar
  • 2 yemas de huevo
  • crema o nata de leche