Berenjenas a la milanesa

Las milanesas de berenjena o berenjenas a la milanesa son una forma deliciosa de preparar este vegetal. Son ideales para los niños y pueden servirse como entrada o acompañando carnes de todo tipo.

De este modo pueden prepararse los zapallitos largos o redondos, pero en este caso sin dejarlos en sal. También pueden prepararse a la milanesa otros vegetales como el coliflor o repollitos de bruselas, previamente hervidos.

Preparación:

Lavar y secar las berenjenas, quitarles el tronco y luego cortarlas a lo largo, en tajadas de ½ centímetro de espesor. Colocarlas en un colador de pastas espolvoreadas con abundante sal gruesa. Dejarlas así durante dos horas y luego retirarles la sal, sin lavarlas. Batir un huevo son sal y pimienta y pasar por él las tajadas de berenjena; luego pasarlas por pan rallado. Freírlas en abundante aceite caliente hasta dorarlas de ambos lados. Escurrirlas muy bien y dejarlas sobre papel absorbente. Pasarlas a una fuente apropiada y adornar con gajitos de limón.

Ingredientes (para 4 personas):

  • 4 berenjenas grandes
  • Sal gruesa c/n
  • Huevo batido y pan rallado c/n
  • Sal
  • Pimienta
  • Aceite para freír
  • Gajitos de limón para decorar

Berenjenas en escabeche

 

Las berenjenas en escabeche son una opción ideal para acompañar una sabroso plato de comida o una rica picada. Una elección sana y exquisita para disfrutar en cualquier hora y lugar.

Preparación:

Quitar toda la cáscara de las berenjenas y cortarlas en rodajas o a lo largo dependiendo del gusto. Acomodarlas en una fuente en capas agregándoles sal gruesa a cada una de las capas. Dejar reposar durante dos horas. De esta manera, sueltan jugos indeseados. Luego de este lapso de dos horas, lavarlas. Calentar el vinagre hasta que hierva. Sumergir todas las berenjenas en el vinagre caliente. Dejar reposar nuevamente aproximadamente una hora o hasta observar que las berenjenas se ablanden lo suficiente. Luego, escurrirlas y colocarlas en un frasco previamente esterilizado intercalando diferentes condimentos, como ají molido y especias varias, ajo picado y hojas de laurel. Una vez listo, cubrirlas con aceite de girasol (no utilizar aceites de oliva ni uva) y cerrar el frasco adecuadamente y conservar en la heladera. Es recomendable dejar pasar al menos dos o tres días antes de consumir. Es fundamental mantenerlas en aceite mientras estén en la heladera. Una vez consumidas las berenjenas, el preparado restante puede utilizarse para aderezar otras comidas como fideos, arroz o carnes. Una opción deliciosa para disfrutar antes o durante las comidas acompañando otros platos calientes o solas con pan.

Ingredientes:

  • 1 kilo de berenjenas
  • ½ litro de vinagre de alcohol
  • Ajo picado cantidad necesaria
  • Condimentos y especias cantidad necesaria
  • Aceite de girasol
  • Frasco esterilizado
  • Sal gruesa cantidad necesaria