Pollo salteado italiano con pasta


El pollo salteado italiano es un plato muy sabroso que también puede nombrarse como tallarines con estofado de pollo.

La salsa italiana para pastas juega un papel fundamental en esta receta ya que es la que le da sabor y condimento al pollo.

Realiza la receta de salsa italiana para pastas según la receta.

Mientras la salsa de tomates se cocina, saltea las presas de pollo en aceite y dóralas por todos lados, luego tapa, agrega un poco de caldo y cocina el pollo a fuego lento.

Los tallarines que emplees en esta receta pueden ser comprados frescos o secos, y también puedes hacer los tallarines caseros según la receta, logrando así trabajar una masa para pastas casera.

Cocina los tallarines en abundante agua caliente con sal y laurel, cuela y reserva con un poco de salsa italiana para que no se peguen.

Cuando tengas listo el pollo agrega las presas a la salsa italiana y sirve en cada plato una porción de tallarines con salsa coronando con una presa grande o varias presas chicas en salsa.

Para esta receta italiana va muy bien el vino tinto.

Ingredientes:

  1. Medio pollo trozado en presas o en pedazos bien chicos según tu gusto
  2. 1/2Kde tallarines
  3. 1/2K de salsa de tomates italiana
  4. Aceite
  5. Laurel

Salsa putanezca

La salsa putanezca es una salsa de tomates especial para salsear pastas italianas: tallarines, ravioles, ñoquis, canelones, fetuccini, sorrentinos, etc.

La salsa putanezca es una salsa simple de preparar, muy económica y sabrosa.

Procedimiento:

  1. Pela los tomates colocándolos en agua hirviendo, así se le quita muy fácil la piel
  2. Una vez pelados picas o procesas los tomates y reservas
  3. Pica las cebollas y ponlas a rehogar en aceite de oliva, hasta que estén transparentes
  4. Agregas los ajos picados para que se doren
  5. Agregas los tomates y las aceitunas negras descarozadas
  6. Añades sal y pimienta a gusto

Si lo deseas a esta salsa le viene bien una copa de vino tinto, y al servirla sobre las pastas agrega un poco de queso rallado, parmesano bien duro, sólo un poco para que este sabor tan fuerte no opaque el gustoso sabor de las olivas en la salsa.

Acompaña las pastas con salsa putanezca con vino tinto, pan blanco, una entrada fresca de hojas verdes y jamón crudo; y termina esta apetitosa comida con un postre de frutas en almíbar y al natural.

La salsa putanezca es liviana y saludable, sabrosa y rica en vitaminas, sobretodo si empleas tomates frescos en lugar de conservas, y si solamente la calientas y todo está en realidad, crudo.

Ingredientes:

  1. 1k de tomates frescos peritas o redondos, pelados
  2. 2 cebollas grandes
  3. 100g de aceitunas negras
  4. 3 dientes de ajo
  5. 2 cucharadas de aceite de oliva
  6. queso parmesano rallado