Bocadillos infantiles

A la hora de preparar bocadillos infantiles debemos tener en cuenta que sean sanos, nutritivos y ricos, sin caer en la comida chatarra que les encanta a los niños, ni tampoco en la comida naturista extrema que es muy alimenticia pero que no comen…

Preparar bocadillos sanos y sabrosos es fácil, ellos pueden ayudar y también pueden ser divertidos.

Es importante que la decoración sea divertida y colorida, y si se puede comer con las manos, mejor…

Varias ideas divertidas, sanas y rápidas:

Sandwiches divertidos,

  1. pan negro, mayonesa de zanahoria, queso y lechuga
  2. pan negro con semillas de sésamo, mostaza, jamón crudo y tomates frescos
  3. pan blanco con mayonesa con salvado de avena y semillas, lechuga, queso y jamón cocido
  4. pan blanco con un relleno de pechugas picadas, remolacha cocida y picada, y mayonesa
  5. pan negro con tortilla de papas y lechuga

Pizzas infantiles, pizzetas individuales con

  1. tomate, zanahoria rallada, orégano, muzzarella y aceitunas
  2. muzzarella, jamón y papas fritas
  3. granos de choclo en salsa blanca, muzzarella, salchichas
  4. verduras crudas picadas en la masa (acelga, zanahoria, zapallo rallado, remolacha rallada, etc.) con cobertura de muzzarella y tomates frescos.

Pinchos para niños, para hacer en la parrilla o al horno, con pinchos de madera o ramitas finas de laurel:

  1. salchicha, papas cortadas muy finas y aceitunas
  2. patata, batata o camote y pechuga, con aceite neutro y queso derretido al final de la cocción.

Postres saludables

  1. un arroz con leche, con pasas de uvas y frutas frescas picadas es una comida completa, sobre todo si incluyes nueces o semillas de girasol o almendras, y lo acompañas con dulce de leche o crema chantilly.
  2. Ensalada de frutas con cubitos de queso y de dulce de membrillo, acompañado con galletas o granola.
  3. Manzana al horno con una bocha de helado
  4. Licuado de fruta de estación con yogurt

Aproximar a los niños a la comida saludable es poder brindarles una enseñanza importante para la vida.

Pan integral con salvado y oliva

Image(06)

El pan integral con salvado y oliva es, además de dietético y muy saludable, una exquisitez que puedes realizar en casa muy fácilmente.

El pan negro obtiene esta denominación por la cantidad de salvado de trigo que tiene en su composición, pudiendo ser más integral o menos, según la cantidad de salvado que le agregues, o si lo haces con harina integral o blanca.

Lo más saludable y sabroso es utilizar 3/4 partes de harina integral, 1/4 parte de harina blanca común y varias cucharadas de salvado de trigo y de avena, a gusto de cada uno.

El agregado de aceite hace al pan más mantecoso, aunque no es imprescindible, pero si el aceite es de oliva el sabor cambia, siendo una delicia que puede acompañar comidas o ser utilizado en la realización de tostadas saladas o brusquetas.

La mezcla comienza formando una corona con la harina ya salada y el salvado, en el centro se colocará la levadura, el agua tibia y el azúcar, disolviendo la levadura y cubriéndola con un poco de harina hasta que espume.

Se agrega el aceite y comienza el amasado.

El amasado se realiza con energía una vez bien ligados todos los ingredientes, en lugar cálido y hasta que la masa forma un bollo parejo, suave y flexible, como una pelota de goma.

A continuación se envolverá con plástico, film, o una frazada para que se conserve caliente y pueda levar durante una hora o hasta que duplique el tamaño.

Se formarán panes grandes o pequeños, alargados o redondos según el gusto de cada uno y se llevarán a horno moderado y precalentado hasta que estén dorados y al golpearlos suenen a hueco.

Ingredientes:

  • 1K de harina integral
  • 300g de harina común
  • 75g de levadura de cerveza virgen o seca
  • 200g de salvado de trigo
  • 100g de salvado de avena
  • 1c de azúcar
  • sal
  • 1/2 taza de aceite de oliva