Pasas de uva al chocolate

Una receta especial y sumamente sencilla para convidar a nuestros invitados en estas fiestas después del brindis o por la tarde, son las pasas de uva al chocolate. También pueden preparase con cualquier otro fruto de preferencia.

Preparación

Fundir el chocolate de taza a baño María y cubrir las pasas de uva con este chocolate. Dejar enfriar y secar bien y servir.

Ingredientes

  • 1 taza de pasas de uva
  • 150 grs. de chocolate de taza

Pechugas rellenas

El pollo tiene grandes posibilidades en la cocina, pueden hacerse guisados, en las brasas, en el horno, relleno, a la plancha, con salsas o solo; utilizando los huesos y la carcaza para realizar caldos y fondos que se emplean en otras preparaciones como salsas y sopas, o, simplemente, como una salida ràpida teniendo la precausión de tener siempre en el freezer un pollo limpio, trozado y libre de piel para aumentar una comida o preparar un bocadillo rápido.

La simple cocción a la plancha de una presa de pollo congelada, en minutos nos brinda un almuerzo veloz.

Las pechugas pueden rellenarse muy fácilmente y ser presentadas en minutos en la mesa, como una receta especial:

Corta las pechugas a lo ancho, como para hacerlas más delgadas, sin terminar el corte y ábrelas.

En ese espacio abierto coloca lo que gustes de:

  1. cebollas crudas o rehogadas cortadas finamente
  2. tomates en rodajas
  3. pimientos o chiles cortados en tiras
  4. queso
  5. jamón cocido o crudo
  6. aceitunas descarozadas
  7. ciruelas secas
  8. pasas de uvas sin semillas
  9. rebanadas de zapallitos o berenjenas cocidos
  10. pikles

Otra posibilidad de relleno de la pechuga, original y divertida es hacer previamente un sandwich con pan de miga o lactal descortezado con:

  • mayonesa por ambos lados de los 2 panes
  • queso
  • jamón
  • tomate

Colocar el sandwich dentro de la pechuga condimentada con mayonesa, orégano y sal, cerrar con pinchos o mondadientes, y cocinar al horno o a la plancha.

Esta receta puedes hacerla también con pechugas de gallina, y en lugar de tapar el relleno, arrollarlo.

Tamales santiagueños, recetas del bicentenario

Los tamales santiagueños tienen una receta simple aunque un poco larga, como es habitual en la comida criolla, cabe destacar que también es una preparación muy rendidora y puedes invitar a muchos amigos el 25 de mayo próximo…

Pon en una olla grande 1 litro de agua y cuando suelte el hervor agregas la harina de maíz en forma de lluvia, revuelve siempre con cuchara de madera para que no se pegue.

Una vez cocida mezclar con el zapallo cocido y pisado.

Dorar la cebolla en aceite, o grasa, o margarina, según su gusto, agregar la carne molida, o picada con máquina o cuchillo.

Añadir el extracto de tomates, la sal, pimienta, ají molido y pimentón dulce y picante.

Cocinar durante unos minutos y retirar.

Sobre la chala (hojas de choclo en que viene envuelto el mismo) disponer un poco de la polenta (la harina de maíz cocida), sobre esta una cucharada de la carbonada (la carne encebollada) y disponer encima algunos trocitos de aceitunas verdes, pasas de uvas y de huevo duro.

Tapar con un poco más de harina de maíz cocida y envolver con la chala, atar con hilo de algodón hasta formar paquetitos.

Cocinarlos en agua con sal y servirlos calientes.

Ingredientes:

  1. 400g de harina de maíz
  2. sal y pimienta
  3. ají molido
  4. pimentón dulce
  5. pimentón picante
  6. 50g de margarina o manteca
  7. 750g de carne de falda
  8. 1C de extracto de tomates
  9. 100g de aceitunas verdes
  10. 2 huevos duros
  11. 50g de pasas de uvas
  12. hojas de choclo o chalas en cantidad necesaria

Sandía rellena con crema de vainilla

Como postre o merienda en lugares cálidos, la sandía es una excelente opción, jugosa y refrescante, que puede guardarse en el refrigerador y resultar más deliciosa aún.

Para comenzar debes cortar la sandía al medio con un cuchillo bien filoso, como para dejar 2 canastas listas, luego ahuecarlas dejando estas fuentes naturales vacías.

La pulpa extraída cortarla en cubitos y mezclarlas con uvas enteras, manzanas cortaditas, cerezas y la fruta que sea de tu gusto, haciendo una gran ensalada de frutas.

Rociar estas frutas con el licor, el azúcar y el jugo de naranjas.

Rellenar la sandía con esta ensalada de frutas.

Preparar la salsa:

  1. Hervir la leche con el azúcar
  2. Mezclar los huevos con la harina
  3. Verter la leche hirviente sobre la harina, mezclar con fuerza y llevar al fuego hasta que espese revolviendo siempre
  4. Añadir ralladura de limón y esencia de vainilla
  5. Esperar a que enfríe
  6. Bañar la ensalada de frutas con la salsa y servir bien fío decorando con cerezas y uvas

Clericó, agrás y jugo de uvas

uvas_verdes

El agrás es el jugo de uvas verdes, muy energizante y astringente, y puede tomarse mezclado con otros jugos naturales y hasta ser utilizado como loción de belleza.

Otros jugos de uvas negras, blancas, rosadas, moscatel, chinche, etc. pueden lograrse licuando uvas con agua y luego colando para obtener un jugo suave y natural, sin hollejos ni semillas. El resultado es un jugo tan dulce que no necesita el agregado de azúcar, salvo que se rebaje.

El jugo natural de uvas puede rebajarse con agua y combinarse con miel, azúcar rubio o negro, miel de caña o edulcorante, frutas frescas en trozos, frutos rojos o té helado, según tus gustos, para acompañar comidas.

El jugo de uvas puede servir también como base de tragos con alcohol, mezclándolo con vino, grapa, ron o gin, y para agrandar la cantidad y rebajar el tenor alcohólico del clericó, con jugo de uvas blancas o moscatel un clericó de vino banco, y con jugo de uvas negras o chinche un clericó de vino tinto, malbec, borgoña, cabernet, merlot  o sirah.

El jugo de uvas puede ser utilizado en la cocina natural para hacer gelatinas, helados de agua, la masa de tartas saborizadas de frutas que van rellenas de la misma fruta cortada y sin semillas,  y hasta reducirse con azúcar para lograr jaleas para untar.

El jugo de uvas es rico en vitaminas y muy bueno para la salud de la piel, sobre todo cuando se trata de la fruta de estación.

Ingredientes de un clericó de uvas blancas:

  • 1l de vino blanco chablis
  • 1/2k de uvas blancas licuadas con 1/2l de agua gasificada y filtrado el jugo resultante
  • 1C de azúcar rubio
  • 200g de uvas sin semillas cortadas a la mitad
  • 100g de pasas de uva remojadas por una noche en ron blanco
  • 1 copa de ron blanco
  • 1 manzana verde cortada en cubos