Licor de mandarinas

El licor de mandarinas es una bebida de sencilla elaboración y no requiere de demasiados cuidados. Ideal para saborear después de una comida o como aperitivo, el licor de mandarinas es una opción exquisita para ofrecer a esas visitas inesperadas.

Preparación:

Pelar y las mandarinas y colocar las cáscaras en un frasco de boca ancha con el alcohol. Tapar correctamente y dejar descansar durante diez o quince días.

Por otra parte, con el agua, el jugo de mandarina y el azúcar se prepara un almíbar colocando todos estos ingredientes en una olla y dejando que hiervan unos cinco minutos aproximadamente. Dejar enfriar.

Luego de una semana filtrar el alcohol con las cáscaras utilizando un nylon o gasas. Colocar el líquido en una botella de vidrio junto con el almíbar y tapar. Dejar descansar dos o tres días más antes de consumir.

Ingredientes:

6 mandarinas con cáscara sana

700 grs. de azúcar

½ taza de jugo de mandarinas

¾ litros de agua

600 cc. de alcohol de cereal

Deja un Comentario