Pollitos rebozados con queso

Estos pollitos rebozados con queso son la mejor opción para celebraciones como cumpleaños y agasajos en los que esperamos muchos niños. Son fáciles de preparar y económicos, además de ser sabrosos y naturalmente atractivos en una mesa de entrada. Pueden acompañarse con salsa kétchup o de tomates naturales para que sean más livianos y suaves.

Preparación:

Cortar cada pollito en cuatro trozos. En un bol mezclar la harina con la sal, sazonar con la pimienta y la paprika, agregar los huevos revolviendo sin cesar para que no se formen grumos; mezclar el queso con la leche para que quede una pasta suave y adicionarla al batido anterior.

Enaceitar ligeramente una fuente para horno y disponer los trozos del ave.

Con ayuda de una cuchara cubrirlos con el rebozador. Introducir en horno de temperatura moderada y cocinar aproximadamente de 30 a 40 minutos. Para saber si la carne del pollo está cocida pinchar con una aguja larga en el muslo y si el jugo que sale es rosado, prolongar la cocción un poco más. Si fuera necesario, dar a último momento un golpe de horno más fuerte para dorar la superficie del rebozado.

Retirar las presas, disponerlas en una fuente y acompañar con una ensalada de repollo blanco picado, fino y aderezado con mayonesa y pepinillos agridulces.

Ingredientes (8 porciones):

  • 2 pollitos chicos
  • 100 grs de harina
  • 2 cditas de sal
  • ½ cdita de pimienta molida
  • ½ cdita de paprika
  • 2 huevos
  • 200 grs de queso rallado
  • Leche en cantidad necesaria

Cobertura:

  • 100 grs de harina
  • 2 cditas de sal
  • ½ cdita de pimienta molida
  • ½ cdita de paprika
  • 2 huevos
  • 200 grs de queso rallado
  • Leche en cantidad necesaria

Deja un Comentario