Milanesas de pechugas de pavo crocantes

Las milanesas de pechugas de pavo se hacen fácilmente, al igual que las milanesas de otra carne cualquiera.

Basta con que la carne de pavo se corte bien fina, o se aplaste con martillo de cocina (viene de madera o de metal y es una masa cuadrada con muchas puntas para romper y aplastar bien y con poco esfuerzo).

Una vez que tienes las lonjas de pavo cortadas y bien finitas las pones a marinar en una mezcla de vino blanco, ajo picado, perejil y jugo de limón, durante toda la noche.

Luego les pones sal y pimienta a gusto y las pasas por harina.

Después por huevo batido con sal y orégano, empanas bien con una mezcla de pan rallado con ajo picado y ralladura de limón, y fríes en abundante aceite neutro bien caliente.

También puedes cocinarlas al horno, son más sanas y dietéticas ya que no tienes la grasa del aceite cocido.

Si eliges freírlas vas a ir acomodándolas sobre papel blanco secante para que pierdan el excedente de aceite de la fritura.

Si quieres que las milanesas de pechugas de pavo te salgan más crocantes puedes agregar al pan rallado alguno de estos 3 ingredientes:

  1. avena arrollada tostada (la tuestas en sartén seca hasta que se ponga dorada y la agregas al pan rallado común)
  2. almendras tostadas y picadas finamente
  3. nueces tostadas y picadas

Estas milanesas son muy apetitosas y quedan muy bien acompañadas con puré de patatas y camotes (papas y batatas) con mantequilla o nata.

Ingredientes:

  1. 2 pechugas de pavo
  2. pan rallado
  3. ralladura de 1 limón
  4. orégano, sal, pimienta, perejil
  5. 2 dientes de ajo
  6. 3 huevos batidos
  7. jugo de 1 limón
  8. harina común

Deja un Comentario