Ensalada de lentejas

Una ensalada de lentejas es un plato muy nutritivo y puede ofrecerse frío o tibio.

Si compras lentejas secas puede ser necesario dejarlas en remojo toda la noche para cocinarlas al otro día hasta que estén bien tiernas, cuanto más viejas son las legumbres más tiempo de remojo necesitan, si son muy nuevitas no necesitas dejarlas en remojo.

Otra opción es comprar una lata de lentejas con lo cual ya vienen cocidas.

Opción 1:

A la ensalada de lentejas le va muy bien la cebolla cortada en juliana bien fina, los tomates y también una buena vinagreta de aceite de oliva y vinagre de manzana.

Opción 2:

Otra interesante combinación, y que queda muy bien en cenas elegantes y especiales, es combinar las lentejas con rúcula y frutillas fileteadas, vinagre de vino y aceite de oliva… riquísimo!

Opción 3:

Las lentejas con lechugas bien crocantes son deliciosas, si eliges que sea una ensalada tibia es conveniente calentar las lentejas y condimentarlas, y aparte armar la ensalada de lechugas y hojas frescas, ponerles la vinagreta y al momento de servir recién mezclarlas, para que la lechuga conserve su frescura y textura crocante y no se ablande con el calor de las lentejas.

Si las mezclas a último momento se sentirá tibia y fresca al mismo tiempo dando una agradable sensación al paladar.

Ingredientes para las 3 ensaladas:

  1. 250g de lentejas
  2. 1 planta de lechuga crocante
  3. 2 tomates
  4. 1 cebolla grande
  5. 6 frutillas
  6. 200g de rúcula
  7. vinagre de vino
  8. vinagre de manzana
  9. aceite de oliva
  10. sal

Deja un Comentario