Raviolines de pollo

Los raviolines de pollo son ravioles pequeños rellenos con pollo, simplemente, más trabajosos, por su pequeño tamaño, pero asimismo más delicados, como todas las preparaciones que se presentan en forma diminuta.

También quedan muy bien en mesas gourmet de entradas y platos fríos delicados y especiales.

El vino que le queda muy bien a los raviolines de pollo es el blanco, espumante o seco, según tu gusto.

La masa de los raviolines de pollo es la masa básica para pastas.

El relleno de pollo para los raviolines se prepara de la siguiente forma:

  1. fríe en aceite de oliva las cebollas y cebollines picados
  2. Condimenta con orégano, romero y albahaca
  3. Agrega las pechugas picadas
  4. sal y pimienta
  5. cocina hasta que todo esté tierno
  6. agrega queso y pan rallado
  7. agrega 2 yemas de huevo
  8. procesa con multiprocesadora o minipimer hasta lograr una masa compacta y suave
  9. rellena la masa de raviolines y cierra bien
  10. hervir en abundante agua caliente con sal
  11. salsear con crema y emplatar

Para servir como entrada o plato frío puedes hervirlos o freírlos en aceite caliente, y salsear o no.

Ingredientes:

  • 2 pechugas de pollo
  • 1 cebolla grande
  • 1 cebolla de verdeo
  • sal, pimienta, albahaca, orégano y romero
  • queso y pan de rallar
  • 2 yemas de huevo
  • crema o nata de leche

 

Deja un Comentario