Cazuelitas gratinadas de papas y panceta crocante

papas-panceta

Las cazuelas gratinadas de papas y panceta crocante son ideales para una cena con invitados, es muy fino y sabroso, además de una interesante opción para estas fiestas.

Pelar las papas y cortarlas en rodajas de 3 mm de grosor.

Ubicar la mitad en una cacerola, cubrir con leche caliente y condimentar con sal, pimienta, tomillo y laurel.

Cocinar hasta tiernizar apenas, durante aproximadamente 15 minutos.

Retirar, escurrir con espumadera y reservar.

Repetir la operación con otra mitad de las papas.

Cuando todas estén listas, mezclar el líquido de cocción con crema de leche y armonizar a gusto con nuez moscada.

Probar y rectificar la razón si fuera necesario.

Cortar las tajadas de panceta en juliana gruesa y saltearlas en una sartén antiadherente, sin medio graso, hasta que queden crocantes.

Rallar el queso pategrás con un rallador de orificios grandes.

Armado:

Enmantecar cazuelas individuales.

Acomodar dentro de ellas, por capaz y en forma alternada, las rodajas de papas, la mezcla del liquido de cocción con la crema de leche, la panceta crocante y el queso pategrás.

Terminar espolvoreando el queso.

En el momento de servir o enviar, gratinar en el horno bien caliente hasta que el queso de la superficie se derrita y se dore.

Ingredientes:

para 8 porciones

  • 2 kilos de papas
  • leche caliente
  • sal
  • pimienta
  • tomillo
  • 2 hojas de laurel
  • 400 cc de crema de leche
  • nuez moscada
  • 12 tajadas de panceta ahumada
  • 250 g de queso pategrás

Deja un Comentario