Huevos gratinados

Los huevos gratinados son, simplemente, la versión caliente o invernal de los huevos rellenos, plato frío que suele servirse como entrada.

Los huevos gratinados acompañan deliciosamente las entradas tibias o calientes del invierno, y se sirven junto a rodajas de peceto al horno, puré tricolor, etc.

También es una idea original servir los huevos gratinados junto a otras preparaciones calientes e informales como los tacos, pizzas o empanadas, como una opción más de bocadillos tibios.

Cocina los huevos para hacerlos duros, pélalos y córtalos a la mitad.

Retira las yemas y bátelas junto a la mantequilla, el perejil picado, y sazona con sal y pimienta a gusto.

Rellena las claras duras con esta mezcla, acomoda los huevos rellenos en una placa de horno enaceitada, espolvorea con abundante queso parmesano rallado y acomoda un cubito de mantequilla sobre cada huevo relleno.

Lleva al horno precalentado y gratina hasta que brille, se dore un poco y el queso se derrita.

Sirve esta preparación con vino blanco, y si deseas hacer los huevos gratinados como un bocadillo más delicado y elegante, emplea huevos de codorniz y sírvelos sobre tostadas integrales….

Ingredientes:

  • 6 huevos
  • 50g de mantequilla
  • perejil picado
  • 75g de queso parmesano rallado
  • aceite
  • sal y pimienta a gusto
  • tostadas de pan integral

Deja un Comentario