Pizza casera

La pizza es una comida tradicional de reuniones o fiestas familiares. Es simple de preparar y pueden elaborarse muchas variedades. Además puede conservarse en el congelador como prepizza para esas visitas inesperadas.

Preparación:

Formar una corona con la harina y el azúcar. En el centro colocar el aceite, una parte del agua tibia y la levadura. Lejos de la levadura colocar la sal. Recordar que la sal es enemiga de la levadura. Comenzar a mezclar con los dedos desde el centro hacia afuera integrando los ingredientes. Incorporar el agua a medida que sea necesario para ir formando la masa. Es recomendable tener harina extra para despegar la masa de los dedos. Amasar unos diez minutos y cortar en bollos no muy grandes (con estas cantidades pueden prepararse cinco pizzas aproximadamente). Dejar leudar cubiertas con un paño durante 40 minutos. Desgasificar y estirar con un palote. Cubrir cada asadera con rocío vegetal o una cucharada de aceite y colocar cada pizza en una asadera. Cubrir con salsa abundantemente y dejar leudar 30 minutos más. Cocinar en un horno moderado hasta que estén sequitas.

Agregar un poco más de salsa y mozzarella y cocinar hasta que se derrita o guardar en el congelador, separadas con papel nylon para que no se rompan.

Ingredientes:

  • 1 kilo de harina (preferentemente 0000)
  • 1 sobre de levadura en polvo
  • ½ taza de aceite
  • 1 cda. De sal
  • 1 cdita. de azúcar
  • Agua tibia c/n
  • Salsa para pizza

Mozzarella

Deja un Comentario