Tallarines verdes

Los tallarines verdes, o spaghetti verdes pueden realizarse en casa y sólo llevan un momento más que los tallarines caseros al huevo.

Con hojas de acelga o espinaca se hacen los tallarines verdes, las hojas crudas lavadas y secas se procesan finamente hasta formar una pasta.

Coloca la harina blanca de 00000 en forma de corona y añade en el centro 1 huevo cada 100g de harina, la pasta procesada de espinaca y, si no deseas que sean al puro huevo, reemplaza alguno por leche y aceite, los tallarines saldrán más livianos, más suaves y algo más blandos.

Luego de amasar un rato deja descansar la masa por media hora, esta tiene que resultar bien unida, elástica y no muy dura.

Al cabo de media hora estira con palote o con máquina de estirar pastas hasta dejarla de 2mm de espesor, lista para cortar a cuchillo o a máquina.

Para cortar a cuchillo enharina bien la mesa y ambos lados de la masa estiradas, enrolla y corta lo más finamente que puedas con un cuchillo bien filoso (no serrucho).

Cocinar en agua hirviente salada.

Servir con crema o nata de leche, mantequilla o queso, salsa de tomates, pesto o aceite de  oliva.

Ingredientes:

  • 500gr de harina 00000
  • 5 huevos
  • leche y/o aceite en remplazo de 2 huevos
  • 100gr de hojas de espinaca o acelga procesadas

Variante:

Procesar hojas de albahaca con una cucharada de aceite de oliva con lo que lograrás tallarines verdes al pesto.

Deja un Comentario