Bay Biscuit

Los bay biscuit son bizcochos típicos de la hora del té, riquísimos para comer solos o acompañados de mermeladas.

Son muy fáciles de hacer y puedes conservarlos en latas para servir cuando gustes.

Lo conveniente es realizar en grandes placas de horno para poder, con una sola tarde de trabajo, llenar varias latas para servir durante toda la semana.

El secreto es que es, simplemente, un gran bizcochuelo que secas luego de haberlo cortado horneándolo 2 veces seguidas.

Debes comenzar batiendo muy bien los huevos con el azúcar durante algunos minutos, agrega entonces aceite y la harina tamizada con el polvo de hornear.

Perfuma con esencia y vierte la preparación en una placa de horno enmantecada o forrada con papel manteca enmantecado.

Cocina a horno moderado durante 20 minutos.

Retira y deja enfriar.

Corta en rectángulos finos que serán las porciones o bay biscuit.

Colca en una placa limpia y lleva a horno fuerte hasta que se doren.

Deja enfriar y notarás que se han secado y son bizcochos secos.

Reserva en lata donde se resguarden de la humedad.

Ingredientes:

  1. 5 huevos
  2. 200g de azúcar
  3. 1 pocillo de aceite
  4. 300g de harina
  5. 1c de polvo de hornear
  6. 1c de esencia de vainilla

Deja un Comentario