Budín esponjoso

Un buen budín para esas tardes de lluvia o cuando recibimos visitas inesperadas es, sin dudas, la mejor opción. Este budín es muy fácil de preparar y es verdaderamente delicioso. No lleva mucho tiempo y podemos conservarlo para cuando lo necesitemos en el congelador.

Preparación:

Separar las yemas de las claras en dos tazones. Agregar a las yemas el azúcar y batirlas hasta que estén de color limón. Añadir la esencia de vainilla.

Tamizar la harina con la fécula y el polvo de hornear; incorporar estos ingredientes al batido de yemas, uniendo bien.

Batir las claras a punto de nieve bien firme y agregarlas a la preparación mezclando muy suavemente para no bajar el batido. Verte todo en una budinera facetada, con un tubo, llenándola hasta sus ¾ partes. Introducir el molde en horno de temperatura moderada y cocinar el budín durante una hora, aproximadamente.

Desmoldarlo luego sobre rejilla y dejarlo enfriar. Colocarlo en un plato y rociarlo con el almíbar de los duraznos o de las cerezas. Decorar con dichas frutas y servir el budín solo o acompañado de crema chantillí o merengue italiano a gusto.

Ingredientes:

  • 6 huevos
  • 180 grs de azúcar molida
  • 1 cdita de esencia de vainilla
  • 100 grs de harina
  • 50 grs de fécula de maíz
  • 1 cdita de polvo de hornear
  • Duraznos o damascos en almíbar
  • Cerezas en almíbar

Deja un Comentario