Pastel de queso

queso-delicioso

Un pastel de queso puede ser dulce o salado, el dulce es más conocido como cheese cake, y el salado es una comida tan completa y sabrosa que puede servirse como plato principal, o realizarse para llevar a la oficina o el colegio en un recipiente apto para calentar en microondas.

La masa del pastel se realiza con un pocillo de aceite, uno de leche y otro de agua, sal y toda la harina leudante que este líquido absorba. A esta masa puede añadírsele condimentos, como orégano, pimienta, albahaca, pimentón, etc.

También puedes utilizar para este pastel de queso una masa de hojaldre.

Forra un molde de tarta o pastel con la mitad de la masa y reserva la otra mitad.

El relleno se basa principalmente en queso, del tipo que gustes y tengas, de ser posible varios tipos de queso, cremoso, roquefort, semi duro y parmesano, coloca los diferentes quesos en trocitos sobre la masa ya colocada en el molde del pastel.

Aparte mezcla los huevos, la leche, el almidón de maíz y la harina disueltos en leche fría, la crema y la ricota, junto con sal y pimienta, y vierte esta mezcla sobre los trocitos de queso. Tapa con la otra mitad de la masa y pinta con huevo batido para que se dore y brille.

Sírvelo acompañando una tabla de quesos, higos, pan casero y vino tinto o cerveza negra.

Ingredientes:

  • 2 huevos
  • 50g de crema de leche
  • 100g de ricota desmenuzada
  • 150g de queso semiduro picado
  • 150 g de queso cremoso
  • 50g de roquefort
  • 100cc de leche
  • 2 C de almidón de maíz
  • 1C de harina leudante
  • huevo batido para pintar
  • Sal, pimienta y orégano

pastel-queso-salado

Deja un Comentario