Pastel de duraznos

Un buen pastel de frutas es la mejor opción para un postre fresco, liviano y delicioso. Este pastel de duraznos es ideal para aprovechar la fruta de temporada y preparar un manjar dulce que sin dudas disfrutarán en familia. Puede servirse como postre o bien por la tarde acompañando un rico te.

Preparación:

Para la masa mezclar la harina con el polvo de hornear. Batir en un tazón el huevo con la leche y el azúcar. En otro tazón, agregar la manteca a la harina y deshacerla rápidamente con las manos hasta que se reduzca al tamaño de granos de arroz. Verter los ingredientes húmedos en el centro de la mezcla de harina, mientras se revuelve con una cuchara o espátula de madera. Enmantecar un molde para pastel y colocar la masa en él, haciéndola adherir al mismo con ayuda de los dedos enharinados. Pelar los duraznos, cortarlos en gajos y colocar estos en el interior del pastel.

Para la crema, batir las yemas con el azúcar, luego agregar la leche y la esencia. Verter la mezcla sobre los duraznos. Introducir en horno a temperatura moderada hasta que se note la masa suavemente dorada y el relleno firme. Si se desea se puede cubrir con claras batidas a punto de nieve bien firmes. Una vez cubierto el pastel con el merengue en forma de picos, introducir en horno bien fuerte para dorar la superficie.

Servir bien frio.

Ingredientes:

Para la masa:

  • 200 grs de harina
  • ½ cdita de polvo de hornear
  • 1 huevo
  • 50 grs de leche
  • 3 cdas de manteca
  • 1 cda de azúcar
  • 6 duraznos
  • 2 yemas
  • 150 grs de leche
  • Esencia de vainilla a gusto

Para la crema:

Deja un Comentario