Tortilla dulce de pan

Muchos platos riquísimos nacen de la necesidad de aprovechar las sobras de preparaciones anteriores, para no desperdiciar la comida, y para ahorrar en los gastos de la casa.

Una tortilla dulce echa con restos de pan es un postre sumamente rico y nutritivo que puede enriquecerse con frutas picadas naturales o pasas, mermeladas, dulces sólidos, queso y dulce, frutas secas, frutas abrillantadas, etc.

A la manera de un budín de pan corta el pan duro o las tostadas sobrantes en cubitos que luego pasarás por leche.

Los exprimes suavemente para que arrojen el excedente de líquido y pasas por azúcar blanca, rubia o morena.

Bate un huevo y mezcla los pancitos con huevo azucarado, añade trocitos de frutas u otros ingredientes como:

  1. manzana
  2. durazno
  3. pasas de uvas
  4. nueces
  5. almendras
  6. dulce de membrillo
  7. queso semiduro
  8. queso cremoso

Fríe en aceite caliente cuidando que no se pegue y voltea para sacar una tortilla de pancitos dulces, que puedes servir caliente acompañada con frutillas fileteadas, rodajas de duraznos en almíbar, un copo de crema chantilly o una bocha de helado.




Deja un Comentario